Nacional

“Somos el mercado al que cualquier país quisiera acceder”

* Explican los parámetros para sus relaciones con los gobiernos, y puntualizan sobre Nicaragua y Ortega * Las razones y el examen sobre la Ruta del Milenio, y el énfasis en lo social * Negroponte, un cable descalificando a Chávez, y las preguntas que trasladan a la señora Rice o al propio Bush

Francisco Chamorro

“Por mucho, el mayor mercado del mundo es los Estados Unidos, somos los mayores consumidores, es el mercado al que cualquier país quisiera tener acceso”, afirmó el embajador Danilovich, Director Ejecutivo del Reto del Milenio, miembro de la delegación norteamericana que visitó nuestro país para la toma de posesión del Presidente Ortega, al serle consultado sobre la posibilidad de que en un mismo país puedan convivir el Cafta y el ALBA. “Nicaragua tiene ahora ese acceso al mercado norteamericano a través del Cafta y los beneficios son enormes para Centroamérica”, afirmó el funcionario, sin descalificar tampoco al ALBA.
La delegación norteamericana que asistió a la toma de posesión del presidente Ortega afirmó en varias ocasiones que su presencia en este acto es “una señal de que apoyamos a los gobiernos que sean electos democráticamente, como el de Nicaragua, así como a su pueblo”, según palabras del jefe de la Delegación, el Secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Mike Leavitt, en una entrevista concedida a EL NUEVO DIARIO. Afirmó que es “optimista de que hay formas de que podamos trabajar juntos para mejorar las circunstancias del pueblo nicaragüense”.
“Nosotros queremos apoyar a los gobiernos que sean electos democráticamente, queremos promover que se continúen expresando los principios democráticos y conduzcan a la libertad económica del pueblo”, reafirmó Leavitt, a quien acompañaban en esta delegación, el embajador John Danilovich, Director Ejecutivo de la Corporación Reto del Milenio; Thomas Shannon, Subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, y el embajador de ese país en Nicaragua, Paul Trivelli.

Los retos sociales
Shannon enfatizó que al enviar como jefe de la delegación al Secretario de Salud de su país, se estaba resaltando el compromiso que tienen con Nicaragua y su pueblo, y sobre todo que entendían que los grandes retos en muchas democracias, eran esencialmente los sociales.
Al ser preguntado si el reciente nombramiento del Señor John Negroponte como la segunda persona más importante en el Departamento de Estado, significaba que, debido a la experiencia del diplomático en América Latina, se iba a realizar un mayor acercamiento de la Administración Bush con América Latina o si era, también debido a su experiencia como ex Embajador en Irak y al frente de los servicios secretos de Estados Unidos como una búsqueda para ir encontrando una salida negociada de Irak, el subsecretario Shannon afirmó que esa pregunta era acertada hacérsela al Presidente (Bush) o a la Señora Rice, Secretaria de Estado.

Descalificación a Chávez
Sin embargo, de acuerdo con una información de AFP, publicada después de esta entrevista, parece que el Señor Negroponte tendrá una influencia más “global”, al afirmar ayer ante el Congreso que la democracia corre "peligro" en Venezuela y Bolivia, al tiempo que presentó al presidente Hugo Chávez como uno de los dirigentes más anti estadounidenses del mundo.
"En ambos países, los dos presidentes elegidos, Chávez y (el boliviano Evo) Morales, sacan provecho de su popularidad para minar la oposición y eliminar las restricciones a su autoridad", agregó el funcionario, designado por el presidente George W. Bush como futuro número dos del Departamento de Estado.

Marcha del Reto del Milenio
Por su parte, el embajador Danilovich, Director Ejecutivo del Reto del Milenio, afirmó que el programa que se desarrolla en el país, específicamente en los departamentos de León y Chinandega se aplica de una forma satisfactoria. Al serle preguntado si se ponía en peligro el mismo por el gobierno sandinista, aseguró que el programa no está diseñado para apoyar gobiernos, sino a sus pueblos.
“Estamos en Honduras, pero no para apoyar al presidente Zelaya, estamos en El Salvador pero no para apoyar al presidente Saca... estos programas son para ayudar a la gente a salir de la pobreza. Estamos en una posición de dar el dinero para eso, basados en el comportamiento de los indicadores, así que si un país decide ajustarse a estos parámetros políticos, económicos y sociales, dieciséis en total, entonces el programa se mantendrá abierto”, finalizó diciendo.
Leavitt afirmó que antes de la elección del presidente Ortega, se trató el tema con otros ministros de Salud del área de abrir en algún país de Centroamérica, un Centro de Entrenamiento de Trabajadores de la Salud, “le dije que los Estados Unidos estaba interesado en ese tipo de conversación”.