Nacional

Hoy empieza reto por mejorar la educación

* Alto índice de analfabetismo, niños fuera de aulas escolares, maestros empíricos y colegios desbaratados

Tania Sirias

A partir de hoy, Miguel De Castilla asume como titular la cartera de Educación, y dentro de los retos de su Administración está incorporar a los 534 mil niños fueras del sistema escolar; mejorar las condiciones en los centros de estudios, ya que el 75 por ciento de éstos no prestan las condiciones mínimas para la enseñanza. Además, el 63 por ciento de escuelas no cuenta con agua potable y el 50 por ciento de maestros son empíricos.
Según datos del MECD, la Administración anterior reparó o mejoró casi tres mil aulas; con la ayuda del FISE se repararon dos mil 700, por lo que en total fueron mejorados cinco mil 650 salones de estudio. Sin embargo todavía muchos estudiantes reciben clases a la intemperie, tal es el caso de la escuela El Tamarindo, ubicada en San José de Cusmapa
Las extremas necesidades las sufren los 7,776 centros escolares ubicados en las zonas rurales, en los cuales existe un alto grado de empirismo y tienen los niveles más altos de deserción y repitencia escolar.
De Castilla se enfrentará, además, a una tasa de analfabetismo del 18.7 por ciento en personas mayores de 10 años, y a una población sin educación completa que corresponde al 25.48 por ciento, de los cuales 314, 064 pertenecen a una población de 13 a 18 años.

Mejorar la calidad de la enseñanza
El reto del nuevo ministro de Educación es garantizar la calidad en la enseñaza al millón 700 mil estudiantes que están dentro del sistema educativo. De Castilla iniciará su administración bajo la Ley General de Educación, la cual plantea una serie de condiciones para lograr este propósito.
Una de las intenciones de la Ley es lograr la gratuidad de la educación y la obligatoriedad del Estado de proveer todo lo necesario a los centros educativos. Ante este hecho, el director del Instituto “Ramírez Goyena”, Jairo Cáceres, solicitó al ministro de Educación la reparación de este centro de estudios.
Cáceres lamentó la situación en que encuentra este centro de estudios, el cual fue construido en 1978. “Este instituto se está cayendo y los padres de familia lo saben, con un temblor esto nos cae encima. El mismo Ministerio nos envió una carta hace tres años donde se nos informaba que no podíamos meter alumnos en la parte alta, porque esa estructura está por colapsar”, dijo el director.
A pesar de las condiciones en que se encuentran, este instituto está trabajando con una proyección de matrícula para este año de 1,600 estudiantes, mientras que el año pasado se inscribieron más de dos mil alumnos.
La cifra disminuirá debido a la falta de aulas seguras y porque la Ley General de Educación plantea que el máximo de estudiantes por salón de clase será de 35 alumnos, con el fin de brindar calidad en la calidad de la enseñanza.

Facilitar modalidades de estudio
“Si el ministro De Castilla habla del ‘boom’ de matrículas, se debe ampliar el número de aulas y facilitar las modalidades de estudio. Hace tres años enviamos una carta al Ministerio para que se nos aprueben las clases dominicales, pues muchos alumnos dejan la escuela para trabajar en las zonas francas y en los mercados, ya que tienen que aportar en su hogar, sin embargo fue negado”, dijo Cáceres.
El director del Goyena espera que el ministro de Educación priorice dentro de su Administración este instituto, y más alumnos tengan derecho a la educación. “Todos sabemos que el Estado es el primer responsable de la educación en nuestro país, y ahora que va asumir los gastos, esperamos que la situación mejore”, concluyó el docente.