Nacional

Alza de 6% en medicinas

Farmacias ya están aplicando aumento que Mific legalizó

Oliver Gómez

La investidura de Daniel Ortega fue acompañada por un alza en el precio de las medicinas de producción nacional, pues Laboratorios Rarpe y su distribuidora Radis, notificaron este lunes a las farmacias que a más tardar el miércoles debían aplicar la nueva lista de precios, que incluye un aumento de seis por ciento en cada producto.
La queja no se hizo esperar en Ciudad Sandino, donde varios vecinos intentaron comprar sus medicinas pero se encontraron con la sorpresa de que hoy amanecieron más caras. “Es una barbaridad lo que están haciendo con la gente enferma”, dijo doña Socorro Trejos, quien habita en la zona cuatro de este municipio.
Esta notificación de Rarpe llegó a todas las boticas, según miembros de la Asociación de Farmacias Unidas Nicaragüenses (AFUN), quienes confirmaron que la distribuidora Radis les está vendiendo los productos conforme los precios de la nueva lista que recibieron desde el 20 de diciembre pasado.
“Ellos dicen que ya fue aprobado por el Mific y que es legal”, dijo una miembro de AFUN, quien pidió guardar su identidad para evitar represalias, pero compartió dos comunicados que reparte la distribuidora Radis.
En un comunicado Rarpe detalla que, efectivamente, tomó “la decisión de realizar un ajuste promedio del 6% en los precios de los productos que fabrica”.
Aseguran que se trata de una “corrección en el precio” que compensa la inflación interna e internacional (¿?), pero especialmente “apoya las inversiones que realiza Rarpe S.A. con el objeto de cumplir con los acuerdos que en el marco de la Unión Aduanera Centroamericana, ha suscrito el gobierno de Nicaragua para el sector farmacéutico”.
EL NUEVO DIARIO consultó este capítulo del documento citado, el que se encuentra en el sitio web oficial del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), pero en ninguna de sus partes se mencionan ajustes, correcciones o aumentos de precios, sino “una coordinación regional para descender el precio de los medicamentos, que es uno de los objetivos fundamentales de esta Unión Aduanera”.
Rarpe asegura que en diciembre pasado comunicó al Mific este “ajuste”, y “el trámite se hizo utilizando el procedimiento acordado desde hace más de 10 años”, respetando lo estipulado en el reglamento de la Ley de Defensa de los Consumidores, número 182.
No obstante, el artículo 39 de dicha Ley detalla que “para determinar el precio máximo (de los medicamentos), se utilizará como parámetro preferencial, el precio CIF de los productos más un margen global y razonable para cada uno de los integrantes de la cadena de comercialización, tomando en cuenta las características comerciales del producto, así como el MERCADO NACIONAL y centroamericano”.
El otro comunicado es del Mific, donde sus funcionarios reconocen que solo un laboratorio nacional aplicó un alza, la que fue comprobada por sus inspectores, pero eso no excede el precio máximo que les había aprobado este ministerio el año pasado.