Nacional

Presidente iraní se reunirá el domingo con Ortega

Mahmud Ahmadineyad llega a América Latina buscando apoyo para su programa nuclear, criticado por las potencias occidentales y que le ha valido sanciones de la ONU

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien ha generado una crisis diplomática al retar a occidente con sus planes de enriquecimiento de uranio, llegará el domingo al país para reunirse con el presidente electo Daniel Ortega, quien hoy recibirá la Banda Presidencial del mandatario saliente, Enrique Bolaños.
Ahmadineyad llegará el sábado a América Latina para iniciar su gira en Venezuela, donde se reunirá con el presidente de ese país, Hugo Chávez. "Hugo es mi hermano", dijo el líder iraní en su última visita a Venezuela, en septiembre de 2005, en la que calificó a Chávez de "campeón de la lucha contra el imperialismo".
El líder iraní saldrá del aeropuerto de Teherán en la noche del próximo viernes, 12 de enero, rumbo a Caracas, donde será recibido el sábado por Chávez, con el que ya se ha reunido en otras ocasiones y con quien sintoniza en sus posturas anti-estadounidenses.
Ambos países mantienen excelentes relaciones políticas y comerciales, hasta el punto de que Chávez ha cambiado el nombre de una de las avenidas principales de Caracas, que ha pasado a llamarse "Avenida de Teherán".
Tras pasar un día en Caracas, Ahmadinejad se dirigirá a Managua para entrevistarse con Ortega. Este ex guerrillero marxista y antiguo adversario encarnizado de Estados Unidos propuso durante su elección en noviembre establecer un "diálogo formal" con Washington.
En la tarde del domingo, Ahmadineyad viajará a Ecuador para asistir la ceremonia de juramento del nuevo presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que se celebrará el lunes en Quito. Ahmadienyad pondrá fin a su gira por América Latina el martes, día en que regresará a Teherán.
Mientras la ONU ha sancionado a Teherán por negarse a detener su programa nuclear, Ahmadinejad recibirá en estos países el apoyo a sus planes nucleares. Irán es el cuarto productor de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Venezuela es también uno de sus principales miembros. Ambos países han decidido crear en el futuro una empresa conjunta de exploración y desarrollo petroleros de nombre IranVenzOil.
Teherán busca apoyos para su programa nuclear, criticado por las potencias occidentales, toda vez que Rusia y China se unieron a estas últimas en diciembre para votar sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. En tanto que miembros del Movimiento de No Alineados, Venezuela y otros países de América Latina han apoyado en este punto a la República Islámica.