Nacional

Managua “tomada” por policías y militares

Las autoridades comenzaron hoy a desplegar a unos 7 mil efectivos policiales y militares en Managua para garantizar la seguridad durante la ceremonia de traspaso de mando presidencial el próximo miércoles.

En un ambiente de absoluta tranquilidad, las principales avenidas de Managua están sembradas de puestos de control y vigilancia policial. Unos siete mil policías y militares resguardan la seguridad en la capital, mientras los hoteles de la ciudad han visto agotada su capacidad ante la avalancha de invitados a la ceremonia de traspaso del poder presidencial.
Daniel Ortega, secretario general del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), recibirá la banda presidencial de su sucesor, Enrique Bolaños, en un acto ante la Asamblea Nacional a la que asistirán 14 jefes de Estado o de gobierno entre más de dos mil personalidades de diferentes países.
Al menos catorce presidentes y jefes de gobierno, con sus respectivas delegaciones, han confirmado su asistencia, según informó Rosario Murillo, esposa y portavoz del futuro gobernante sandinista. Los presidentes que han confirmado su presencia son el de México, Luis Felipe Calderón; República Dominicana, Leonel Fernández; Colombia, Alvaro Uribe; Venezuela, Hugo Chávez; Bolivia, Evo Morales; y Taiwán, Chen Sui-bian.
También asistirán todos los gobernantes de Centroamérica; el príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española; el jefe de Gobierno de Libia, mayor general Mustafá El Carubi; el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Mohamed Abdelaziz.
Igualmente estarán presentes el presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, un enviado especial del presidente de Rusia, Vladimir Putin, cuyo nombre no fue facilitado, y el vicepresidente Cuba, José Ramón Machado. Por parte de Estados Unidos, asistirá el secretario de los Estados Unidos de Salud y Servicios Humanos, Michael Leavitt, al frente de una delegación de su país.
Todas las embajadas consultadas por ACAN-EFE en Managua coincidieron en informar de que los jefes de delegación de sus respectivos países no tienen previsto realizar declaraciones o celebrar formalmente reuniones bilaterales o multilaterales para no restar protagonismo al nuevo Presidente.
La investidura de Ortega se efectuará en la Plaza de los No Alineados “Omar Torrijos” de Managua, donde se instalará a tal efecto la Asamblea Nacional o Parlamento, y a la que está previsto que asistan más de 2.000 personas, entre jefes de Estado y de gobierno, miembros de sus delegaciones y representantes de partidos políticos.
"Nunca antes nos habían visitado tantas delegaciones de tan alto nivel, como en esta toma de posesión", dijo recientemente la jefa de la Policía Nacional de Nicaragua, Aminta Granera. Además de los algo más de 2.000 invitados, aproximadamente un millar de periodistas extranjeros se han registrado para realizar la cobertura de la investidura de Ortega.
En un mensaje dirigido por televisión a todo el país, el presidente saliente, Enrique Bolaños, deseó hoy "fervientemente" que "le vaya bien" a su sucesor. Bolaños aseguró que deja un país mucho mejor que el que recibió y culpó a sus opositores de impedirle alcanzar todos sus objetivos.
El presidente saliente tomó posesión de su cargo en enero de 2002 tras ganar las elecciones de noviembre de 2001 y de haber sido vicepresidente durante el Gobierno anterior de Arnoldo Alemán, quien actualmente cumple una condena de 20 años en régimen de arresto domiciliario por diversos delitos de corrupción.