Nacional

Matemáticas, el mismo talón de Aquiles en Educación Nacional

* UNI cuenta las migajas de su colador: 170 aprobados de 2, 200 aspirantes * Hay empirismo, y la UNAN hasta cerró carrera por falta de interesados

Tania Sirias

La Universidad Nacional de Ingeniería presentó los resultados del examen de admisión que realiza dicha Alma Mater a los nuevos bachilleres aspirantes, y pese a que el número de alumnos aprobados aumentó, las cifras no dejan de ser desalentadoras, dijo el secretario general, Diego Muñoz, al revelar que se recibieron 2,200 solicitudes para estudiar las carrera de arquitectura y las diversas ingenierías.
Para la carrera de arquitectura se realizó un examen de aptitudes, al que se presentaron 420 estudiantes y aprobaron 57. El examen de matemáticas lo realizaron los 2,200 bachilleres y sólo aprobaron 170 estudiantes, lo cual constituye apenas un 8 por ciento.
Muñoz dijo que el año pasado sólo aprobó el 2 por ciento de los alumnos, y a pesar de que esta vez los números mejoraron, los resultados no llenan las expectativas, pues se entregó bastante información sobre el temario, y en la página Web los bachilleres tenían la opción de consultar los exámenes que se realizaron en años anteriores.
Afirmó que la entrega de las hojas de admisión será el lunes, y en la página Web estarán disponibles a partir de hoy. Muñoz indicó que estos resultados se deben a la falta de profundidad en los contenidos, ya que el examen se basa en álgebra, trigonometría y aritmética, que son materias que ven en la secundaria. Agregó, como otro factor. el 50 por ciento de empirismo que sufre el magisterio.
¿Falla de la UNAN?
Por su parte, el ministro de Educación, Miguel Ángel García, expuso que el problema de las matemáticas se tiene que atacar todo el año, y por eso su institución brindó capacitación a los maestros de esta materia. Afirmó que no entiende estas cifras desalentadoras, ya que el 60 por ciento de los profesores de matemáticas son graduados de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).
“Debemos ver quiénes están fallando, si los profesores o la UNAN. Además, el enfoque debe ser que si un alumno llega a matricularse a la Facultad y su capacidad matemática es insuficiente, la universidad debe ofrecer un curso propedéutico sin ningún costo para continuar con la gratuidad de la educación”, dijo García.
Además, comentó que en los colegios se debería hacer un examen de orientación vocacional para que el estudiante conozca sus capacidades. Otra de las opciones, expresó el Ministro de Educación, es optar por las carreras técnicas.
El futuro titular del MECD, Miguel de Castilla, discrepó de la opinión de García, ya que en la UNAN casi no existe la carrera de Matemáticas. “El año pasado sólo cinco alumnos llegaron a matricularse, y el cupo era para 30 estudiantes, por eso no se abrió la carrera. Además, el 70 por ciento de los maestros de secundaria son empíricos, y nunca han estudiado en la UNAN-Managua”, señaló.
Mala percepción
Afirmó que la Autonomía Escolar impedía que los profesionales entraran al sistema escolar, pues los directores no contrataban personal graduado porque tenían que pagar más, y se empleaba a maestros empíricos, haciendo un gran daño a la calidad de la educación.
De Castilla opinó que el problema con las matemáticas es que existe una mala percepción a nivel general. Los padres de familia, maestros y estudiantes están prejuiciados y la ven como la materia más difícil. El alumno llega al salón de clases ya predispuesto a no aprender, creando así un problema psicológico. Explicó que se tiene que trabajar desde los maestros de primaria para hacer las matemáticas lo más atractivo posible, como un juego.
Afirmó que el MECD trabajará de la mano con la Sociedad de Matemáticas de Nicaragua y se apoyará de los ministerios de Educación de Cuba y Panamá, que tienen experiencia exitosa sobre la enseñanza de las matemáticas. Además, se revisará los currículos de enseñanza de cuarto y quinto años, con el fin de compararlos con el examen de admisión.
Asimismo, comentó que durante su administración aumentará el salario de los maestros de Español y Matemáticas, con el fin de incentivar al magisterio. “El Ministerio de Educación estará más cerca de las aulas, y por ende las matemáticas serán una prioridad”, dijo De Castilla.