Nacional

Directiva IDR “devuelve la pelota” a funcionario corrido


Tania Sirias

El director Ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), Ramón Kontorovsky, negó haber realizado un desvío ilegal de fondos, como lo denunció el ex director del Programa Lechero, Jaime Ricardo Gutiérrez, y afirmó que esto se realizó con fondos propios de esta institución sin afectar los programas ejecutados con la cooperación internacional.
Kontorovsky explicó que esta institución no recibe ninguna transferencia por parte del Ministerio de Hacienda, y que sobrevive de lo poco que les transfieren programas y proyectos financiados con fondos provenientes de donaciones del Fondo Común Pro Rural. “Teníamos presupuestado el desembolso de un millón de dólares de Pro Rural, pero al final no se entregó y el IDR quedó en iliquidez”, señaló.
Al no tener dinero con qué pagar la planilla y otros pagos de servicios básicos, el Consejo Directivo transfirió más de diez millones para honrar estos compromisos. Gabino Flores, Director Financiero, indicó que lo transferido representa apenas el 5.8% del capital líquido de este programa. “Además, se realizó a través de un certificado de depósito a plazo fijo, cuyos fondos por su estado no están destinados para financiamiento”, afirmó.
Práctica ya
se ha realizado
El asesor legal del IDR, Harry Peralta, explicó que la Junta Directiva tiene la facultad de autorizar préstamos o transferencias de dinero de programas propios de la institución. Asimismo, el decreto creador del IDR, en el artículo 11, establece que es atribución del Consejo Directivo aprobar los procedimientos de operación, uso y control del patrimonio del mismo.
El director ejecutivo argumentó que esta práctica de transferir fondos ha sido solicitada en dos ocasiones. En 2005, cuando se transfirió C$10,364,233.00 y en diciembre de 2006, la cantidad de C$10,402,546.00, lo que suma en total C$21,036,779.00. Insistió que si no se asigna un presupuesto definido, se provocaría la descapitalización del Programa Lechero.
Se pagó 213 mil córdobas de más
Kontorovsky comentó que el despido de Gutiérrez no se debió a que no quiso transferir el dinero del Programa Lechero, sino más bien a que se pagó C$213,150.00 de más en concepto de antigüedad. “Atendiendo a la recomendación de la Contraloría de la República y la Ley de Carrera Civil, se efectuó el pago de antigüedad, y Gutiérrez lo calculó con base en un período erróneo”, aseveró.
Al ex director del Programa Lechero le correspondía pagarse 94 mil córdobas en concepto de antigüedad. Se le informó del mal cálculo, pero Gutiérrez solicitó que dicha suma fuera revisada por auditoría interna. La cantidad coincidió con la de comisión y se le orientó que devolviera el dinero, pero éste afirmó que no lo pagaría.
“Además, la dirección del IDR le solicitó que se hiciera presente en la Feria Ganadera realizada el 7 de diciembre en Estelí, pero él se presentó hasta el día 12, haciendo caso omiso a sus funciones”, dijo José Ángel Flores, Director de Recursos Humanos.
Ante la denuncia que hizo Gutiérrez de favorecer a varios ganaderos con créditos que otorga el IDR, sin llenar los requisitos exigidos, el actual director del Programa Lechero, Álvaro Estrada, comentó que el único que administra los créditos es el Bancentro.
El Consejo Directivo del IDR insistió en que esta institución no realizó ningún acto ilegal, por el contrario, todo movimiento económico contó con el apoyo de la Oficina de Ética Pública del Estado.