Nacional

Habrá crisis aun con plantas venezolanas

* Rappaccioli: situación es crítica * Paliativo, pero seguirán apagones

Valeria Imhof

Las ocho plantas eléctricas enviadas por Venezuela para paliar la crisis de energía que afecta al país comenzarán a funcionar en marzo, confirmó el designado Ministro de Energía e Hidrocarburos en el próximo gobierno, Emilio Rappaccioli.
Luego de una reunión con representantes de Alba Petróleos de Nicaragua (Albanic), Rappaccioli anunció que los módulos instalados en la planta Las Brisas estarán funcionando a partir del próximo 15 de marzo con capacidad para 15 mil kilovatios, y los módulos con 45 mil kilovatios ubicados en la planta Los Brasiles comenzarán a trabajar el 30 de marzo.
El futuro Ministro de Energía reconoció que la situación energética en Nicaragua es “crítica”, y dijo que estos módulos ayudarán a mantener las reservas, pero no a terminar con los apagones que desde hace meses están sufriendo los nicaragüenses.
“Tenemos un sistema débil, no tenemos reservas, la generación disponible está por debajo de la demanda máxima, cuando estén estas plantas instaladas vamos a tener un poco de reserva, mientras tanto tenemos una situación débil con posibilidades de racionamiento en cualquier momento”, afirmó.
Rappaccioli dijo que paralelamente a la adquisición de estas plantas estudian otros proyectos alternativos de energía a base de recursos renovables como el agua, la geotermia, el viento y la energía solar. “Tenemos San Jacinto y Momotombo, y a partir del 10 de enero vamos a revisar cuál es la situación real de esas dos plantas para tratar de incrementar la potencia instalada con la mayor brevedad posible”, dijo.
Mencionó que las otras plantas prometidas por el Gobierno de Venezuela vendrán en el plazo de un año y aportarán otros 60 mil kilovatios.
Las plantas eléctricas fueron gestionadas por la empresa mixta Albanic, en el marco de un acuerdo petrolero suscrito en abril del año pasado entre la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) y las alcaldías nicaragüenses.