Nacional

“Lo de la falta de dinero es excusa de doña Esperanza”


Valeria Imhof

Directivos de la Cruz Roja Nicaragüense se sumaron ayer a las denuncias contra la presidenta de esa institución, Esperanza Bermúdez de Morales, a quien acusaron de no tener voluntad de realizar las elecciones con la excusa de que no hay dinero.
La segunda vicepresidenta de la Cruz Roja Nicaragüense y presidenta de filial Rama, Maritza Peck, y el presidente de la Cruz Roja, filial Camoapa, Gerardo Calero García, señalaron que la supuesta falta de presupuesto no es más que un pretexto de Bermúdez de Morales para perpetuarse en el cargo.
“No hay voluntad, porque ella debería haber previsto esto y no estar ‘pidiendo cacao’ hasta última hora para justificar la no realización de las elecciones”, dijo Peck a EL NUEVO DIARIO vía telefónica, al indicar que todas las filiales del país están listas para el proceso eleccionario.
Indicó que la falta de voluntad se demuestra con que, luego de aprobar el calendario y el presupuesto electoral, la presidenta de la Cruz Roja sale diciendo ahora “que no hay riales”. “Dicen los estatutos que el diez de enero, cada cuatro años, debe haber elecciones, y el plazo se venció en enero de 2006”, mencionó Peck. Calero agregó que esta directiva ya cumplió su período, “y si nos apegamos a los estatutos estamos prácticamente ilegales”, mencionó.
“La falta de presupuesto es una excusa, porque en mi filial jamás recibimos un centavo ni para alimentación ni para refrigerio para las elecciones, es más, yo miro ese presupuesto de 32 mil dólares demasiado exagerado, ya que en las elecciones municipales y departamentales anteriores no se incurrió en ningún gasto”, indicó.
Piden cambio
Peck y Calero coincidieron en señalar que es necesario un cambio dentro de las estructuras de Cruz Roja. “Tengo 24 años de ser voluntario de la Cruz Roja y nunca había visto a nadie tan empecinando en no dejar el cargo, como la presidenta actual”, expresó Calero.
“Nadie está corriendo de la Cruz Roja a la señora Bermúdez, si su anhelo es estar ahí para el resto de su vida puede ser una voluntaria más, pero debiera estar dispuesta a hacer elecciones para contribuir al desarrollo, fortalecimiento y unificación de todos los voluntarios, porque incluso ha estado corriendo a socorristas que están en contra de ella”, añadió Peck.
Señalaron que mientras las filiales de Cruz Roja trabajan con las uñas y sin salarios, Managua se lucra de los pocos recursos que tiene la institución. “Ellos no saben cómo pagamos luz, agua y teléfono, y cuando llegamos a Managua ni nos quieren atender”, aseguraron.
Peck afirmó que dos de los problemas más sentidos que se están dando son el abuso de poder y el nepotismo de su presidenta, porque tiene trabajando en la Cruz Roja a su hijo y a su sobrina carnal, en completa violación a los estatutos de la institución.
Sorprendido
Por su parte, el jefe departamental de la Cruz Roja en Juigalpa, Pedro Ruiz Vílchez, se mostró sorprendido ante las afirmaciones de la presidenta de que “no hay dinero” para realizar las elecciones.
A través de la línea telefónica, Ruiz señaló que todo estaba listo para empezar el proceso eleccionario, y dijo desconocer una carta donde Bermúdez de Morales señala que actualmente no hay dinero para tal fin, y que están tratando de conseguirlo a través de la Federación de Sociedades de la Cruz Roja.
“Ya habíamos elaborado el calendario y el presupuesto electoral, incluso nos reunimos antes de Navidad y no hubo objeciones”, indicó Ruiz.
Señaló que ya habían elaborado un presupuesto de unos 30 mil dólares y que habían previsto que las elecciones se hicieran el próximo febrero.