Nacional

Hoy regresan al país los quemados de Nandaime

* Recuperación total durará un año y familiares solicitan apoyo del nuevo gobierno

(Colaboración)
Los tres jóvenes sobrevivientes de la tragedia de Nandaime, ocurrida el pasado 14 de noviembre, llegarán a Managua hoy jueves en un vuelo comercial a las 7:45 de la noche, procedentes de Boston, Estados Unidos.
Ellos retornan después de haber pasado mes y medio en tratamiento por las quemaduras recibidas al estallar una fábrica de juegos pirotécnicos en la cual laboraban. Su pronta recuperación los tiene felices, ya que podrán estar nuevamente con familiares y amigos.
“Me siento contento por la atención que nos brindaron tanto en el hospital como nuestros hermanos nicaragüenses en Massachussets. Quiero agradecer a todo el pueblo de Nicaragua por estar pendiente de nosotros, y en especial a nuestros familiares. Me voy con mucha tristeza, ya que hemos hecho buenos amigos y nos hemos sentido en familia”, apuntó Jeffry Reyes Umaña, uno de los sobrevivientes.
Ellos fueron sometidos a reconstrucción de la piel debido al estado de gravedad en que llegaron el pasado 24 de noviembre al Mass General Hospital y el Shriners Hospital for Children, respectivamente. Según declaraciones médicas tendrán que pasar un año para la recuperación total.
Por su parte, Lucrecia Umaña, madre de Jeffry, hizo un llamado a las nuevas autoridades nicaragüenses para que les presten la ayuda necesaria. “Nosotros no tenemos la capacidad económica para pagar todos los gastos médicos que se requieren para su total recuperación. Somos pobres, y nuestra esperanza es lo que nos puedan brindar la gente de buen corazón. Ellos tienen que pasar un año en tratamiento y eso es mucho dinero,” dijo.
La comunidad nicaragüense en Massachussets compartió la alegría de los jóvenes sobrevivientes por el cambio obtenido en sus rostros. “Mis sentimientos son profundos para ellos. Pudimos aportar un granito de arena. Cuando llegaron su situación era deplorable y hoy regresan con una sonrisa en sus caras”, apuntó Alfonso Hernández, presidente de la comunidad nicaragüense en Boston.
Los nacionales residentes en esa ciudad apoyaron en su estadía en los diferentes hospitales a los familiares y sobrevivientes de la tragedia de Nandaime, brindándoles alimento y ropa, y en algunos casos alojamiento, demostrando así una verdadera hermandad y deseos de brindar apoyo a las víctimas de la tragedia y a sus familiares.