Nacional

Contaminados con plomo y corridos por organizarse


María Haydée Brenes

Caída de cabello, insuficiencia renal, descalcificación, insomnio y dolores de cabeza, son síntomas aducidos a contaminación por plomo que dicen presentar trabajadores de la empresa Arnecon León, quienes denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), haber sido despedidos de dicha empresa cuando comenzaron a organizarse en un sindicato para exigir mejores condiciones de trabajo, así como un seguro médico.
Según los trabajadores en la empresa Arnecon --dedicada a la elaboración de arneses y sistemas eléctricos de vehículos-- los dos mil 300 empleados de dicha empresa de zona franca permanecen en contacto directo con el plomo a través de la pintura que se utiliza, así como con una caldera llamada “Estañadora”, donde se mezcla plomo con otros materiales a 600 grados de temperatura.
Según uno de los trabajadores, la “Estañadora” despide vapores por el recinto, los cuales son aspirados por todos.
Exámenes reveladores
Los trabajadores señalaron que el pasado mes de noviembre se realizaron exámenes de sangre a fin de determinar la presencia de plomo --por sugerencia de una especialista de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León)--, y el resultado fue positivo.
También destacaron que en Arnecon hay más de 20 trabajadores con serias complicaciones de salud a consecuencia del plomo, pero debido a la necesidad de trabajo pasan internados una semana en el hospital y después regresan a laborar. “Muchos no saben ni qué tienen porque no cuentan con los recursos para hacerse un examen especializado”, dijeron.
La gente tiene miedo de decir lo que está pasando, agregaron, tiene miedo de exigir que se den las condiciones de trabajo necesarias así como el seguro correspondiente, el sindicato existente no exige nada, entonces por eso decidimos organizarnos, pero lo que conseguimos fue ser despedidos y que las 53 personas que nos apoyaran quedaran a merced de un despido.
¿Ministerios de qué?
Los trabajadores denunciaron que pese a haber inscrito el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Arnecon León, sus miembros fueron despedidos cuando introdujeron una demanda a la empresa en el juzgado correspondiente, y hasta la fecha no hay fallo.
“Cuando acudimos al Ministerio del Trabajo consideramos que iba a responder a los intereses de los trabajadores, pero no fue así. Inscribimos el sindicato a las diez de la mañana, y a las once en la empresa tenían el listado de todos los miembros. Lo primero que hicieron fue despedir a la Junta Directiva y después seguir con los demás que nos habían apoyado”, dijeron.
Los trabajadores comentaron que lo más lamentable es que tanto el Ministerio de Salud como el del Trabajo, continúen asegurando que no hay contaminación en la empresa, pese a que cada vez hay más personas afectadas.
“Si no hay plomo, ¿cómo es posible que cada vez haya más trabajadores enfermos? Los dos ministerios, cuando van a hacer las inspecciones correspondientes avisan con tiempo a la empresa, entonces un día antes no se usa la Estañadora, se limpia todo, de esa forma es obvio que no encuentran nada irregular, pero consideramos que el trabajo de ellos es presentarse al centro cualquier día sin avisar para enterarse de las verdaderas condiciones en las que se labora”, concluyeron.
EL NUEVO DIARIO trató de comunicarse con la empresa Arnecon al teléfono 315 0907 para conocer su versión ante esta denuncia, pero nadie --a excepción de la caseta de seguridad-- atendió al teléfono.