Nacional

“Deudos de muertas pueden lincharnos”

* Demandan atención jurídica permanente y dotación de equipos que les permitan prevenir situaciones graves con los embarazos de alto riesgo * “Tal como está la situación, al penalizarse el aborto terapéutico quedamos expuestos a dejar morir, ser demandados y hasta agredidos”, dicen en cartas a ministra y al presidente

Melvin Martínez

La Sociedad de Médicos Gineco-obstetras y Generales de los Hospitales Públicos de Nicaragua solicitó protección física y asesoría legal al presidente Enrique Bolaños y a la ministra de Salud, Margarita Gurdián, ante la penalización del aborto terapéutico.
“Ahora que el aborto terapéutico es un delito, exigimos seguridad para los médicos que atendemos pacientes con abortos incompletos, porque corremos el riesgo de ser agredidos físicamente y hasta linchados por los familiares de pacientes que atendemos”, afirmó el doctor Efraín Toruño, Presidente de la Sociedad de médicos Gineco-obstetras.
Los galenos solicitan a las autoridades del Minsa que ubiquen en las unidades de salud donde se brindan este tipo de servicios, equipos de ultrasonido y recursos capacitados durante las 24 horas, a fin de poder contar con un medio técnico que demuestre la vitalidad o no del embrión y feto.
“La ministra Gurdián sabe del problema que se nos avecina, y sabemos que ella es una víctima más; lo que nos queda es dar algún grado de respuesta a la población, y en conjunto con el Minsa debemos solventar a como sea lo que se nos viene”, indicó.

Cartas a Ministra y al Presidente
Indicó que requieren de un equipo jurídico las 24 horas del día para contar con apoyo legal, así como reforzar los cuerpos de protección física para garantizar la integridad de los y las trabajadoras ante el posible accionar de los familiares y pacientes por no poder intervenir científicamente debido a la prohibición del aborto terapéutico”, reiteró Toruño.
Indicó que los galenos no podrán hacerse responsables de la aplicación de la reforma a la Ley, si no cuentan con lo que han solicitado públicamente a través de los medios de comunicación y en misivas enviadas al presidente Bolaños y a la titular de salud.
“Enviamos dos cartas distintas una para cada uno, esperamos ver qué respuesta nos dan”, dijo el galeno.
“Muchos familiares de pacientes pueden demandar una atención inmediata, y al estar limitados puede haber alteración y conflictos y es mejor prevenir”, refirió.
Señaló que ante el temor que existe en el gremio médico, al no contar con un diagnóstico clínico y sólo físico, “todos los médicos van a querer cuidarse las espaldas”.
Intentamos conocer la versión de las autoridades del Minsa, pero la dirección de Relaciones Públicas no respondió a nuestra solicitud de entrevista con la ministra Gurdián.