Nacional

Ejército abre juicio

* Un militar pasa a Fiscalía de la institución, y el civil al Ministerio Público por sustracción y venta de bienes del Ejército * Jefe de Relaciones Públicas felicita a END por su documentada denuncia y asegura que profundizarán en la investigación * Un ciudadano aseguró que ya había denunciado a las dos instituciones que vehículos del Ejército y la Policía llegaban a esos expendios a vender combustible, pero no le hicieron caso a pesar que dio placas

Auditoría Militar del Ejército de Nicaragua inició un proceso de oficio en contra de un soldado y un civil, señalados como sospechosos de abastecer de combustible a los expendios ilegales que hay en el Mercado Oriental, con carburante sacado de la gasolinera del Ejército, confirmó el coronel Adolfo Zepeda, jefe de Relaciones Publicas del Ejército de Nicaragua.
EL NUEVO DIARIO logró a través de un trabajo de investigación, captar el momento en que un vehículo que había llenado un barril con combustible de la gasolinera del Ejército, lo llegó a dejar a un expendio ilegal de carburantes ubicado frente al costado oeste del Recinto Universitario “Carlos Fonseca”.
Uno de los implicados en la acción ilícita fue identificado como el soldado Ramiro Eulogio Aburto Cruz, ubicado en el área de infraestructura de la Dirección de Logística del Ejército, quien fue detenido para ser procesado bajo el fuero militar en la Auditoría Regional Militar de Managua
El civil fue identificado como Luis Alberto Hernández Espinoza, y trabaja para el Ejército como personal auxiliar con el cargo de mecánico. Hernández Espinoza es el propietario del Waz, placa civil M 037508, captado por EL NUEVO DIARIO en el momento que descargaba un barril lleno de combustible sacado de la gasolinera del Ejército.
Según el coronel Álvaro Ibarra, de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, a Hernández Espinoza se le tomó sólo su declaración, y no fue detenido por tratarse de un civil, pero su caso pasará al Ministerio Público.

Aplicarán Código Penal Militar
Al soldado Aburto Cruz se le procesará por el delito de Disposición Ilícita de Bienes del Estado asignados al Ejército, de conformidad al artículo 206 del Código Penal Militar aprobado el 22 de noviembre de 2005.

Hasta tres años de prisión
El artículo 206 del Código Penal Militar establece que el que vendiere, destruyere, deteriorare, abandonare, sustrajere y de cualquier forma dispusiere total o parcialmente de bienes que constituyen propiedad militar, equipo de reglamento, materiales que tenga bajo su responsabilidad, será castigado con seis meses a tres años de prisión.
Zepeda aclaró que el vehículo Waz placas M 037508 no es propiedad del Ejército, pero la camioneta blanca Toyota con placas EN 0028, sí, y está asignada al área de infraestructura de la Dirección de Logística.
El vocero militar, quien agradeció a EL NUEVO DIARIO por el resultado de las investigaciones periodísticas, explicó que para sacar combustible de la gasolinera existe un procedimiento interno diferente para cuando se trata de vehículos en cumplimiento de misiones o vehículos propiedad del personal militar.

Fuerte control
Detalló que cuando se trata de un vehículo que va a cumplir misión, se le asigna una cantidad de combustible de acuerdo con la distancia que va a recorrer, pero cuando se trata de vehículos propios del personal militar, la entrega de carburante es a través de una tarjeta.
El documento se vence cuando se agota la cantidad de combustible asignada mensualmente, y en él se anota la fecha de entrega y la cantidad de litros entregados, así como el número de la bomba donde se sacó, lo mismo que el saldo de lo entregado y lo que es asignado.

Procesarán al que salga
Zepeda reiteró que harán una investigación sobre las personas sospechosas de vender combustible de la gasolinera del Ejército, y “quienes aparezcan responsables van a ser procesados en el marco del Código Militar”.
Un ciudadano que pidió no publicar su nombre, relató que personalmente presentó denuncias en Auditoría Militar del Ejército, en el Distrito Cuatro de la Policía, y hasta en la Dirección de Hidrocarburos del Instituto Nicaragüense de Energía. “El resultado fue un silencio total”, aseguró.
“Yo les presenté información detallada hasta con placas de vehículos del Ejército, la Policía y de instituciones estatales que llegan a dejar combustible a esa gasolinera del Chele Luis”, aseguró.
Pero el coronel Zepeda declaró que no tenía conocimiento de denuncias anteriores a la institución militar sobre el abastecimiento a esas gasolineras con combustible del Ejército.
“No conozco antecedentes de denuncias de esta naturaleza”, afirmó el vocero militar, quien reiteró su compromiso de que la institución militar investigará y llevará a los tribunales militares a quienes resulten involucrados en la acción ilícita contra el Ejército.

Hay más expendios
Pero las gasolineras ilegales proliferan no sólo en el Mercado Oriental, EL NUEVO DIARIO tiene una lista de lugares donde según denuncia de vecinos, se expende combustible sin ningún permiso, exponiendo a la población al peligro por la manipulación y exposición de material peligroso en lugares públicos.
El procurador del Ambiente, doctor Lisandro D’León, anunció que iniciará una investigación sobre la comercialización de combustible a granel en el Mercado Oriental.
“Vender combustible en un lugar como el Mercado Oriental, representa un grave peligro no sólo para el medio ambiente, sino también para la salud de la población”, argumentó.