Nacional

Garantizan energía eléctrica para elecciones

El Salvador venderá 50 megavatios de energía al país para que no falle el fluido eléctrico entre el 2 y el 10 de noviembre.

El Salvador venderá 50 megavatios de energía al país para que no falle el fluido eléctrico entre el 2 y el 10 de noviembre.
La Comisión Nacional de Energía (CNE) garantizó hoy el suministro eléctrico para los comicios presidenciales y legislativos del próximo 5 de noviembre.
La institución encargada de las políticas energéticas manifestó en un comunicado que El Salvador venderá 50 megavatios de energía al país para que no falle el fluido eléctrico entre el 2 y el 10 de noviembre.
El presidente del CNE, Ernesto Espinoza, dijo que el acuerdo fue suscrito el 25 de octubre pasado entre la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica S.A. (Entresa) y la Comisión Eléctrica del Río Lempa (CEL), de El Salvador.
La fuente agregó que el convenio fue autorizado por el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, a petición del presidente Enrique Bolaños.
El CNE dijo, además, de que para el día de las votaciones y el recuento de los votos la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), propiedad del Estado, dispondrá de 35 megavatios de la planta Las Brisas "a plena capacidad las 24 horas del día, si fuere necesario". También la empresa privada Geosa dispondrá de 15 megavatios ese día, agregó.
Espinoza dijo que el ejército y la policía "están comprometidos a brindar vigilancia y protección a los puntos estratégicos del sector eléctrico y de telecomunicaciones" durante el proceso electoral.
Nicaragua tiene una demanda de 480 megavatios diarios y la capacidad de generación es de esa misma cantidad, pero en algunos días el déficit energético ha llegado hasta 100 megavatios, lo que origina prolongados apagones.
Desde hace varios meses el país afronta programas de racionamiento de energía eléctrica por déficit en la generación del fluido, que se agudizó en agosto pasado cuando los cortes en el servicio fueron de entre cuatro y doce horas. En la actualidad los cortes son de cuatro horas diarias en todo el país.
La crisis se ha originado por averías técnicas en las obsoletas plantas de generación, la reducción de las lluvias que afectan los niveles del Lago de Apanás, donde se encuentran las más grandes plantas hidroeléctricas, y también por problemas financieros en el sector.