Nacional

Fuerza Naval frustra sueño de migrantes

* Entre los sudamericanos ilegales se encuentran dos mujeres y un niño

Heberto Jarquín

Bluefields/ RAAS
El Distrito Naval del Atlántico (DNA) con sede en Bluefields propinó un severo golpe al tráfico de indocumentados, al capturar a nueve inmigrantes ilegales ecuatorianos y a cinco traficantes de indocumentados --tres nicaragüenses y dos colombianos-- en las cercanías de Cayos Perlas, Región Autónoma del Atlántico Sur.
La captura se produjo a las 07:20 de la noche del sábado, cuando los inmigrantes ilegales transbordaban de la panga Calipso a las Mis Keisy, lo que permitió detener tanto a los indocumentados que buscaban el sueño americano como a los traficantes de “mojados”.
El jefe del DNA, capitán de navío Manuel Mora Ortiz, informó que los inmigrantes ilegales de nacionalidad ecuatoriana fueron identificados como María Dolores Ziñin, de 18 años; María Emperatriz Toalango Muñoz, de 27; Diego Esteban Telio Ortega, de 13; Miguel Enrique Pugo Muñoz, de 21; Edgar Manuel Quito Pucha, de 24; Wilson Wilfrido Espinoza Peñaranda, de 20; Franklin Hernán Rodríguez Montenegro, de 30; Luis Antonio Vásquez Samaniego, de 34, y Edgard Giovanni Teluro Ortega, de 21 años.
“Los “coyotes” capturados son los nicaragüenses Ariel Hodgson Taylor, Dampsy Samuel Allen Tucker e Irving Humprey, y los colombianos Sandor Chow y Michael Lugo Figueroa”, indicó Mora.
“Los indocumentados salieron hace 15 días de Ecuador hacia Cali (Colombia), y de ahí volaron hacia la isla de San Andrés de donde vinieron a los Cayos Perlas”, informó el capitán de navío Manuel Mora.

Odisea truncada
El pequeño Delio Esteban Telio dijo que sus padres viven en Estados Unidos y que le mandaron dinero a Ecuador para que se trasladara de forma ilegal a ese país de Norteamérica.
Los demás indocumentados y los coyotes se negaron a hablar, y se notaban tristes porque saben que sobre ellos pende la deportación a sus países de origen y procesos judiciales a los traficantes de inmigrantes ilegales.
“Esos traficantes de ilegales quisieron eludir su responsabilidad diciendo que eran pescadores, pero no portaban instrumentos de pesca, además, fueron capturados cuando trasladaban a los indocumentados de una embarcación a otra.