Nacional

Ni a favor ni en contra, sino todo lo contrario

** Por eso botó por la derogación en lo general y se borró en lo particular

Sergio Aguirre

Para el diputado del FSLN por la Convergencia Nacional, Agustín Jarquín, el tema del aborto terapéutico se convirtió en una dualidad, ya que por un lado asegura que ese tópico no debió discutirse en estos momentos por la seriedad del asunto, por otro, votó a favor de la reforma a esta ley, que ahora castiga con prisión --de dos a seis años-- a quienes participen de esa práctica.
Jarquín reiteró que su criterio en este asunto es que hay posiciones demasiado extremistas, pero también se debe tomar en cuenta la vida de la mujer como la del criatura que ya se comenzó a incubar, “ambos son igualmente sujetos a derecho, yo no acepto que haya que sacrificar al bebé por salvar a la madre y viceversa, los dos son personas que merecen las mejores atenciones y además gozan del amor de Dios”.
En ese sentido --prosiguió--, cuando existen problemas de salud en el embarazo, los médicos y trabajadores de la salud que tratan a la paciente y a la criatura deben hacer el mayor esfuerzo por resguardar la vida de ambas, y si en el proceso está la fatal posibilidad de perder a una de las dos, se debe preservar la vida de la otra, y si mueren los dos, no habrá más que decir.
“En esta discusión hubo una posición de la Iglesia Católica a la que me debo, pero que al final no se confrontan con una estas ideas modernas, de principios de la vida humana. Creo que se debe seguir discutiendo este tema, ya que no es algo cerrado ni mucho menos. Se debe esperar la forma de pensar de la otra conformación de Asamblea Nacional, la que deberá retomar en consideración este tema y veremos qué pasa”, indicó.