Nacional

Deslinda responsabilidad de derrame en Puerto Sandino


La empresa Ruiz Fierro y Cía. Ltda. aseguró no tener responsabilidad en el derrame de crudo de petróleo ocurrido en la finca San Francisco, en la comarca El Cóbano, Puerto Sandino, el pasado 21 de octubre.
Alejandro Cruz Espino, representante de Ruiz Fierro, aseguró que su única responsabilidad fue no haber notificado al Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales la transferencia a la empresa Spence Pong & Cía. Ltda. del permiso que le otorgó la institución para la disposición de material asfáltico.
“Mi empresa deslinda responsabilidad en la limpieza del tanque, lo que hice fue transferir el permiso y no comunicar al Marena”, afirmó Cruz Espino, en una conversación telefónica con EL NUEVO DIARIO.
Cruz Espino señaló que además de tramitar el permiso, el otro papel de la empresa Ruiz Fierro fue prestar el terreno donde se hacía el tratamiento a los residuos de hidrocarburos, y reconoció que en ese mismo lugar años atrás se había hecho un tratamiento similar al que llamó biodegradación.
“Reconozco el problema que tengo, como es que no reporté a su debido tiempo el traspaso del permiso”, aseguró Cruz Espino, quien reconoció que todo fue por antecedentes. “Ya habíamos hecho el trabajo antes”, afirmó.
La autorización del Marena delegación León para la empresa Ruiz Fierro y Cía. Ltda. fue otorgada el 18 de agosto, pero en un documento firmado entre Cruz Espino y el señor Stanley Spence Pong acordaron transferir la aprobación a la empresa Spence Pong, comprometiéndose esta última a cumplir con lo estipulado en el permiso otorgado por Marena el primero de septiembre bajo los auspicios del abogado Luis Augusto Berríos Linarte.
Cruz Espino aseguró que por hacer el trámite del permiso y prestar el lugar para hacer el depósito, la empresa Ruiz Fierro y Cía. Ltda. no percibió ningún ingreso económico, y el compromiso de la Spence Pong & Cía. Ltda. era “hacer mejoras, cercar y cumplir con los términos que exige el Marena”.
El representante de Ruiz Fierro aseguró que la Spence Pong estaba cumpliendo con las normas que para el caso tiene el Marena, pero “fue una fuerza mayor, cayó una cantidad de agua que no había caído antes y fue cuando sucedió el desastre”.
Explico que el tratamiento que se le da al producto que había en el lugar es sencillo. Se mezclan dos barriles de arena por un barril de residuo y se degrada desintegrándose totalmente, y no afecta a la fauna ni a la flora. “Ese tratamiento es una norma técnica que se hace en todos los países, así se biodegrada”.
Víctor Campos, subdirector del Centro Humboldt, reconoció que esta técnica de mezclar con arena es la más sencilla y barata, pero no es la única, sin embargo, explicó que eso no implica que la zona no sufra contaminación por hidrocarburo.
“Hay contaminación y es irreversible. En el lugar queda un pasivo ambiental, ellos “remedian”, pero no el ciento por ciento. La contaminación no es sólo en el suelo, es en el agua si ya alcanzó el manto acuífero”, explicó el ambientalista.
Por su parte, el Concejo de Nagarote responsabilizó a la empresa Esso Standard Oil por los daños causados en la zona del desastre, y demandó que asuma los costos de los daños causados por el derrame.
Mientras tanto, el ingeniero Norman Pérez Baltodano, Director de la Unidad del medio Ambiente de la alcaldía de Nagarote, confirmó que los avances de limpieza de la zona avanzan significativamente. “Hemos confirmado que hay avances importantes en la limpieza”, señaló.
El ingeniero Marcos Saso, que dirige las labores de limpieza en Puerto Sandino, detalló que han utilizado mil metros cúbicos de arena y 500 metros cúbicos de material selecto, y que 100 hombres que realizan el levantamiento del material derramado.