Nacional

Pudo ser catástrofe

** Hidrantes entre tramos donde no hay acceso y casi siempre sin agua, como ocurrió el sábado ** Permanecieron impávidos durante mucho tiempo esperando que llegara agua mientras el fuego consumía establecimientos ** “Suerte que fue de día y que la casa que almacenaba pólvora era de concreto”, dice Comandante Director de Operaciones, para quien el mercado es un problema nacional

Una tragedia de grandes proporciones podría haber ocasionado el incendio en el Mercado Oriental sucedido este sábado, donde resultaron tres personas lesionadas, cinco bodegas siniestradas y dos casas afectadas.
El comandante Iván Tijerino, Director de Operaciones de la Dirección General de Bomberos (DGB), dijo que el incendio abarcó media manzana, y que por la falta de agua y el difícil acceso a los hidrantes demoraron casi doce horas en sofocar el siniestro que inició a eso de las dos de la tarde del sábado pasado.
Parados frente al fuego
“Terminamos a la una y media de la mañana del domingo porque no había agua en el sector. Tuvimos que utilizar cisternas para abastecer de agua y buscar en otros lugares, eso fue una pérdida de tiempo, porque estábamos parados mientras el fuego seguía y consumía prácticamente todo”, relató Tijerino.
Señaló que los hidrantes se encontraban a cinco y siete cuadras del lugar del siniestro, y que luego de una hora y media de iniciar las acciones de extinción se pudo canalizar el agua.
“La situación de riesgo que tiene el Mercado Oriental es tal, que prácticamente los hidrantes están dentro de los tramos y nosotros no podemos penetrar porque han cerrado todas las calles; esto lo conocen las autoridades de Enacal, la Alcaldía, Commema y los mismos comerciantes. Si hubiéramos tenido hidrantes suficientes tal vez sólo se hubiera incendiado la bodega y no se hubiera pasado a otros negocios”, enfatizó.
Otra dificultad que encontraron los bomberos fue que la pólvora estaba almacenada de forma desordenada, y era tal la cantidad que no pudieron penetrar a la bodega. De acuerdo con cálculos del jefe bomberil, en la bodega se encontraban unas 200 toneladas de pólvora.
“El Mercado Oriental no es un lugar apto para almacenar pólvora y mucho menos esa cantidad exorbitante, por dicha que la construcción resistió bastante y eso nos ayudó para que el fuego no se extendiera a otros lugares”, acotó Tijerino.
Pérdidas millonarias
Un informe preliminar de la DGB señala que cinco negocios resultaron totalmente quemados, entre ellos una bodega de aceite comestible, un negocio de abarrotes, la bodega donde estalló la pólvora y otra bodega pequeña que también almacenaba el producto. Además, resultaron lesionadas tres personas, una de ellas trabajador de la bodega siniestrada, dos casas parcialmente dañadas y una camioneta y un vehículo calcinados.
Tijerino dijo que las pérdidas son millonarias, y que en el negocio de abarrotes ubicado contiguo a la bodega podrían alcanzar un millón de córdobas. “No sabemos con exactitud, pero estamos evaluando con la Policía y los dueños cuánto se perdió”, indicó.
De acuerdo con el informe preliminar de la DGB, el incendio se habría producido por la manipulación de pólvora del trabajador que resultó herido.
“En una primera instancia la gente consideró que se trataba de un cortocicuito, porque a cinco cuadras de ahí estalló un transformador, y a escasos tres minutos se dio la explosión, sin embargo, las investigaciones señalan que aparentemente había personas trabajando dentro de la bodega y alguien manipuló la pólvora y luego tomó fuego”, explicó Tijerino.
Añadió que afortunadamente no tomó fuego una farmacia ni un gran depósito de rajas de leña y madera ubicado en el lugar, porque si no “la situación hubiera sido horrible”. Mencionó que si el incendio hubiera sucedido en horas de la noche habría provocado una catástrofe, porque hubiera sorprendido a la gente mientras dormía.
“Fue horroroso ver cómo las explosiones pudieron llegar a otros lugares, si en ese momento la gente hubiera estado pasando podría haber perecido, por eso esperamos que no se llegue hasta ese extremo y la Policía busque cómo sacar esa pólvora de ahí”, exhortó el jefe bomberil, al indicar que éste es el incendio más grande que se ha registrado en los últimos años, a tal punto que tuvieron que movilizar a unos 200 efectivos de distintas instituciones y hacer uso de todos los equipos de respiración.
Tijerino dijo que el problema del Mercado Oriental es tan grande que no depende de la Policía, la Alcaldía, la Dirección de Bomberos ni de los comerciantes. “Ésta es una cuestión que debería verla directamente el Gobierno, porque es un polvorín que se ha extendido a una infinidad de manzanas. Demos gracias a Dios que en los últimos incendios no ha habido muertos, porque por la forma como se comportaron en cualquier otra parte del mundo hubiera habido unos 20 muertos en cada caso”, manifestó el director de operaciones de la DGB.
Cancelarán permisos
Un día después del incendio que arrasó con tres bodegas que estaban llenas de pólvora en el Mercado Oriental, el segundo jefe de Seguridad Pública del Distrito Cuatro de Policía, capitán Wilfredo Rocha, anunció que sacarán de ese centro de compras todos los negocios donde se venda ese tipo de material explosivo.
“Mañana (hoy) lunes vamos a sacar del mercado toda la pólvora que encontremos, y serán cancelados todos los permisos que se hayan otorgado”, aseguró el capitán Rocha.
El capitán Rocha, quien el sábado a la hora del siniestro aseguró que los dueños de los almacenes donde se guardaba el polvorín no portaban permiso para guardar pólvora en el Mercado Oriental, dijo que hoy lunes revisarán si tenían o no permiso para almacenar ese tipo de mercadería.
“Lo que sucede es que los dueños de los negocios alegan que los permisos se les quemaron en el incendio, por eso es que mañana (hoy) lunes vamos a revisar si tenían o no permiso para operar.
El segundo jefe de Seguridad Pública del Distrito Cuatro salió al paso a las denuncias de los vecinos del Distrito Cuarto, quienes aseguran que las ventas de pólvora en el Mercado Oriental han sido autorizadas por las autoridades policiales a cambio del supuesto pago de “coimas”. Tales aseveraciones fueron negadas enfáticamente por el jefe policial.
Para hoy las autoridades policiales tienen previsto presentar en conjunto con los bomberos el resultado final de las investigaciones en torno a lo que originó el incendio que dejó pérdidas millonarias a los dueños de los negocios arrasados por las llamas, agregó la fuente.