Nacional

FLSN cierra campaña seguro de su triunfo

El candidato sandinista Daniel Ortega vaticinó este domingo su triunfo en las elecciones de la semana próxima, y anticipó que la derecha arreciará sus ataques porque no acepta "que ya ganó el pueblo".

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) cerró campaña electoral este domingo con un recorrido por los municipios del sureste de Managua, hasta culminar en Jinotepe con un acto multitudinario en la plaza de esa ciudad.
"Nosotros ya tenemos los votos en toda Nicaragua, una inmensa mayoría de votos. Ya el pueblo ganó", dijo Ortega ante decenas de miles de simpatizantes en Jinotepe, 46 km al suroeste de Managua.
Un total de 2,8 millones de nicaragüenses están habilitados para votar en los comicios del domingo, en los que se renovarán el presidente de la República, diputados nacionales y representantes al Parlamento Centroamericano (Parlacen).
El ex mandatario, que lidera la intención de votos en los sondeos de opinión, anticipó que en los días previos a la votación sus rivales endurecerán sus ataques para restarle votos.
"No quieren aceptar que el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) ya ganó las elecciones; entonces se ponen enloquecidos, se ponen peor, (pero) no respondamos a sus insultos", acotó.
También llamó a votar el domingo en la casilla que ocupa el FSLN en la boleta electoral, así como a cuidar el voto después de las elecciones: "hay que estar alerta para que no se nos escape ni un voto".
El candidato sandinista pidió a los indecisos: "por amor a Dios, dennos una oportunidad de gobernar en paz y los vamos a sacar de la pobreza y de la miseria".
Según Ortega, las elecciones del domingo no son "un simple cambio de gobierno para que siga otro; no tiene sentido. Esta es una revolución espiritual para que nos respetemos todos sin hacer diferencias políticas o religiosas".
Un eventual gobierno sandinista no hará discriminación de ninguna persona "por mucho que nos hayan insultado", dijo, y lamentó que muchos nicaragüenses pobres que les adversan sean "víctimas de la siembra de odio, calumnias e infamias que les han infundido durante décadas".
Todos los partidos aceleraron este domingo sus campañas cuando faltan dos días para que concluya la propaganda electoral y comience un período de silencio hasta el domingo.