Nacional

Jueza civil burocratiza audiencias


Aparentemente para regular el flujo de trabajo, la juez segundo civil de Distrito de Managua, Patricia Brenes, inauguró una muy singular forma impartir justicia: quienes quieran audiencia tienen que anotarse en la lista que les permitirá tener derecho al siguiente día a ser una de las 16 personas que serán atendidas por la judicial en su despacho.
Una abogada que por razones obvias no quiere que su nombre sea revelado, explicó que “para agarrar número” hay que estar puntual a las dos de la tarde, para que la encargada lo incluya en la lista, porque si el interesado llega tarde, lo más seguro es que tenga que esperar hasta el día siguiente para “tener cupo”.
La fuente explicó que en la audiencia, la parte interesada expone oralmente las peticiones que ha hecho mediante escrito, porque como se recordará, la justicia civil se imparte a ruego de partes y de forma escrita.
Para conocer más detalles al respecto, EL NUEVO DIARIO solicitó una entrevista con la juez en la vocería del Complejo Judicial Nejapa, pero nos informaron que la juez Brenes no brinda entrevistas.
Sin embargo, un juez del Complejo Judicial Nejapa nos explicó que la Ley de Carrera Judicial establece un horario de trabajo de ocho horas diarias, pero dentro de ese horario hay cuatro horas destinadas para despachos a fin de escuchar y resolver con mayor rapidez las peticiones de las partes.
“Eso de que no hay audiencias privadas con los jueces fue un invento de la (ex juez penal) Rosario Altamirano. ¿Por qué el juez no va a poder escuchar a los abogados y litigantes, al reo, a la víctima o los familiares? Además, las audiencias son públicas. Diferente es que el juez se encierre para hacer contubernio”, agregó la fuente.
La Inspectoría Judicial del Complejo Judicial Nejapa informó que hasta el momento no han recibido quejas de ningún usuario de la justicia que tenga juicio pendiente en el Juzgado Segundo Civil de Managua.
Valga decir que la Corte Suprema de Justicia está preparándose para implementar el sistema oral y público en el área civil para aligerar la tramitación de los juicios civiles que hasta ahora son escritos.