Nacional

Retratan “horror” de justicia en Nicaragua

* Juristas que pasaron varios días en el país concluyen que Poder Judicial está altamente partidizado * Además, dominado en sus resoluciones por los intereses políticos y económicos de los poderosos

Valeria Imhof

Una misión de la Comisión Internacional de Juristas (CIJ) visitó Nicaragua para evaluar la administración de justicia en el país, y concluyó que ésta se encuentra altamente partidizada, con serias deficiencias y que responde a los intereses económicos de los partidos políticos y de los más poderosos.
“La CIJ constató un sentimiento generalizado de que el tráfico de influencias, el manejo político de ciertos casos, la compra de decisiones y la corrupción, constituyen serios obstáculos para la puesta en práctica de una judicatura independiente”, dice parte del comunicado final elaborado por la CIJ.
El jurista Carlos Ayala Corao, miembro de la CIJ, dijo que luego de entrevistarse con diversos actores relacionados con la administración de justicia pudo observar que “la sociedad nicaragüense y los representantes de los poderes públicos tienen un consenso generalizado sobre el problema de la partidización política de la justicia, incluso adentro del seno de la Corte Suprema de Justicia y los demás tribunales, lo que afecta gravemente la imparcialidad e independencia del Poder Judicial”.
“Nosotros estamos impresionados por el diagnóstico generalizado de la partidización de la justicia en este país, y hemos hecho propuestas en la actual coyuntura electoral para que pueda ser analizada por los candidatos y la propia sociedad nicaragüense con miras a superar esa situación”, señaló.
Entre las recomendaciones de la CIJ están: la transparencia en los procesos de selección y nombramiento de los jueces y magistrados de acuerdo a sus capacidades profesionales y morales y no a compromisos partidarios, y donde también participe la sociedad civil.
“Todos los jueces pueden tener ideología, pero lo importante es despojarse de las camisetas partidarias y de la dependencia de grupos de poder o de partidos políticos. Sólo con una justicia imparcial e independiente el nicaragüense va a sentir que no se le está sentenciando por color político, y que se puede hacerse justicia inclusive a los más poderosos independientemente de la pertenencia a un partido político de un juez o litigante”, expresó Ayala Corao.
El jurista chileno Roberto Garretón, también miembro de la CIJ, señaló que el pacto político en Nicaragua ha llevado a que sólo dos tendencias se repartan los altos cargos.
“He observado mucho en Nicaragua que los juicios avanzan o se paralizan, o fallan de una manera u otra, según el criterio del partido del juez”, indicó Garretón, abogado de derechos humanos y quien participó en el juicio contra el dictador Augusto Pinochet en la Cámara de los Lores, en Londres.
“Uno queda con la imagen de la transparencia y la certeza de que en la Cámara de Lores va a salir algo justo, y esa sensación es lo que hoy día no transmite la justicia nicaragüense”, agregó.
Ayala Corao dijo que la sociedad nicaragüense tiene posición “fatalista” de que no se puede cambiar las cosas, indicando que “puede haber pactos para bien del país y no de repartición o botín”.
“Cada país debe buscar sus soluciones, pero los nicaragüenses están cansados porque están viendo que los políticos más poderosos tienen que negociar, y sufren o se benefician de la negociación sobre la justicia, por eso no todos son iguales ante la ley, sino que depende de la camiseta política”, manifestó el jurista.