Nacional

Cero inversión y sólo “chupan”

T Con algunas excepciones, la capacidad de generar está disminuida sensiblemente por falta de potenciación T Si todas generaran a su capacidad completa, Nicaragua se iluminaría todo el día y tendríamos hasta para vender

Oliver Gómez

La capacidad instalada en las empresas productoras de energía eléctrica es suficiente para iluminar Nicaragua y todavía vender suministro a los países vecinos. Al menos eso se desprende de los informes que han enviado estas compañías al Instituto Nicaragüense de Energía (INE), que ahora ha dispuesto a sus técnicos en una evaluación general de los problemas reportados en cada una de estas plantas.
El deterioro y posterior “indisponibilidad” de las unidades de generación de estas empresas, es el común denominador de los informes emitidos en el último año por los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), “y cada falla representa un mayor daño en las máquinas que van quedando obsoletas”, reza un informe de esta entidad.
“Toda la energía que se ha perdido por falta de inversión en las empresas generadoras, especialmente las estatales, ahora nos estaría resolviendo esta crisis de los apagones que justamente es porque se ha dañado la producción de la electricidad”, dijo David Castillo, titular de INE, quien explicó el vínculo que tienen las generadoras con la crisis.
Castillo subrayó que todas las plantas, privadas y estatales, están reportando problemas y es el resultado de esta falta de inversión y previsión.
Esas declaraciones las brindó el pasado 16 de octubre, luego de explicar que orientó a sus técnicos realizar una evaluación detallada de los problemas y capacidad instalada en las empresas, “pero eso lo están interpretando como un hostigamiento de parte del INE, que sólo hace su trabajo de regular al sector”.
Los grandes consumidores
El titular prometió que pronto tendrá resultados de esta evaluación en las instalaciones de las 11 generadoras del país, para conocer en detalles la realidad actual del sector.
Lo que hasta ahora el INE no había revelado, es que benefició a grandes empresas al aprobarles la categoría de “gran consumidor” de energía, lo que permite a estas compañías comprar el fluido más barato, directamente de las generadoras.
Entre los requisitos que debe tener una empresa para solicitar este aval del INE, se menciona el consumo mensual de energía mayor a un megavatio, y presentar la documentación necesaria para que el ente regulador lo mida y certifique.
Una de las beneficiadas con este aval es la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), por brindar dos servicios de vital importancia para la población, no obstante, el INE ahora reporta que este mismo beneficio lo tienen grandes compañías que compran el fluido directamente a la Empresa Energética Corinto (EEC).
EEC: 18.5 megas fuera
La EEC es una empresa privada que se encuentra inscrita bajo la representación legal de César Zamora Hinojosa, y comprende cuatro unidades de 18.5 megavatios cada una, las que generan a base de búnker y en total aportan hasta 74 megavatios.
Todas estas máquinas están ubicadas en Puerto Corinto, adonde fueron instaladas en 1999. Además de vender suministro a Fenosa, la EEC vende energía a “grandes consumidores” avalados por el INE, como Agricorp, quienes reciben 1.2 megavatios.
La Compañía Cervecera de Nicaragua (CCN), también compra de 1.7 megavatios de forma directa, igual que la firma Plásticos de Nicaragua S.A. (Plastinic) y la Embotelladora Nacional S.A. (ENSA), que adquieren un mega cada una.
Pero la Energética Corinto es otra empresa que constantemente reporta problemas de baja disponibilidad de generación. Desde hace más de un mes, por ejemplo, ha dejado de producir 18.5 megavatios, y reporta trabajos de mantenimiento que no fueron informados previamente y, por tanto, no fueron autorizados por el Despacho de Carga.
El año pasado esta firma reportó una facturación total por venta de energía de 40 millones 570 mil 632 dólares con 84 centavos, y hasta junio de 2006 ha facturado más de 25 millones.
Censa: 24.9 megas fuera
La Corporación Eléctrica Nicaragüense S.A. (Censa) también es una generadora privada bajo la representación legal de Otto Escorcia Núñez, y comprende 13 unidades que producen energía a base de búnker. Nueve de ellas fueron instaladas en 1997 y producen 3.9 megavatios cada una. Las cuatro restantes tienen una capacidad de 7.2 megas, y fueron instaladas en 2000.
En total, puede llegar a producir hasta 63.9 megavatios en las instalaciones ubicadas en el kilómetro 68 de la carretera hacia el balneario de El Velero, en Nagarote, León. Sin embargo, varias unidades reportan problemas de mantenimiento y falta de disponibilidad de generación.
Por ejemplo, hasta el mes pasado estaba generando sólo 57 megas, pero debido a problemas técnicos sus unidades están siendo sincronizadas a un máximo de 39 megavatios, que ahora es su producción total.
Censa informó que el año pasado facturó un total de 32 millones 783 mil 825 dólares con 44 centavos, y hasta mayo de 2006 ha vendido más de 18 millones en concepto de energía.
Ormat: 49.5 megas fuera
El caso de la generadora Ormat es especial, ya que se trata de una empresa privada que administra una planta estatal, perteneciente a la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), bajo una concesión de geotermia que hasta ahora no define por completo su legalidad.
Ormat tiene asignadas bajo esta concesión tres unidades, las que fueron instaladas cerca del Volcán Momotombo en los años: 1983, 1989 y 2002. Las dos primeras tienen una capacidad de producción de 35 megavatios cada una, y la otra alcanza los 7.5 megas. Es decir, que en total esta compañía produce 77.5 megas pero en realidad sólo está entregando 28.
En este plantel se aprovecha el vapor del mencionado volcán, para generar la energía mediante pozos perforados en zonas específicas. El aprovechamiento y rendición de utilidades de esta planta, hasta ahora ha sido encubierta por las autoridades de ENEL y el INE, ya que ni siquiera reportan la representación legal de esta empresa.
Esta planta no tiene compromisos de contrato a largo plazo, pero se le reconoce un “precio monómico” en el mercado de generación cuando aporta alguna producción al interconectado nacional.
No obstante, Ormat reporta que el año pasado logró una facturación total por venta de energía de 10 millones 433 mil 902 dólares con 82 centavos, y hasta junio de 2006 ha facturado más de seis millones.
Monte Rosa: 67.5 megas fuera
La Planta Monte Rosa es una empresa privada que se encuentra bajo la representación legal de Francisco Baltodano, y es parte del ingenio azucarero del mismo nombre que está bajo la administración del Grupo guatemalteco Pantaleón, en El Viejo, Chinandega.
Comprende seis unidades, y la más antigua fue instalada en 1998, la que produce tres megavatios. Otras dos máquinas de una capacidad de 4 megas cada una, llegaron en 2002.
En 2004 y 2005 fueron instaladas las tres restantes. Dos con una capacidad de generación de 20 megas y una de 16.5 Mwh. Es decir, que esta planta es una de las más actualizadas y recientes, pero utiliza como combustible el bagazo de caña y por eso está calificada entre las “generadoras térmicas”.
Esta planta sólo produce energía cuando existe combustible, bagazo de caña, es decir durante la zafra azucarera, por eso está fuera del sistema desde hace más de cinco meses y eso mantiene al país sin 67.5 megavatios de energía.
El año pasado esta firma reportó una facturación total por venta de energía de 40 millones 570 mil 632 dólares con 84 centavos, y hasta junio de 2006 ha facturado más de 25 millones.
Sugar Estates: venden toda su producción
La empresa generadora Nicaraguan Sugar Estates Limits (NSEL), es una empresa privada que está inscrita bajo la representación legal de Xavier Argüello Barillas, y comprende tres unidades que generan electricidad a base de bagazo de caña y leña.
En total produce hasta 59.3 megavatios, ya que posee dos máquinas con una capacidad de 20 megas cada una y otra que alcanza los 19.3 Mwh. Todas estas máquinas están ubicadas en el ingenio azucarero San Antonio, en Chichigalpa, Chinandega.
Venden toda su producción a Fenosa y no reportan problemas de generación, sin embargo, sólo producen energía durante la zafra azucarera, por eso ahora están fuera del sistema de interconectado y dejan al país sin 59.3 megas.
Un total de 7 millones 480 mil 234 dólares con 80 centavos, es lo que esta empresa reporta en facturación por venta de energía durante 2005. Hasta mayo de 2006 sólo han logrado vender más de cuatro mil dólares, por falta de combustible.
Según los técnicos del Despacho de Carga, estos dos últimos ingenios azucareros habían hecho el máximo esfuerzo por entregar energía fuera de la temporada de cosecha, y a mediados de este año, lograron producir hasta 56.4 megavatios, pero ahora habrá que esperar hasta que llegue la zafra.

Mañana, en tercera entrega:
* Radiografía de generadoras: Gesarsa y Pensa
* Consolidado del déficit, la disputa por la regulación de la compra de energía en el mercado de ocasión versus la Normativa del INE, y la contribución de Fenosa a la tortura de los apagones
* El Gobierno subsidia a clientes de Fenosa para que el INE actualice tarifas de la distribuidora, pero la estatal Entresa, que transporta el fluido de alta tensión, opera con una tarifa de hace seis años