Nacional

CIDH resuelve denuncia nica contra Costa Rica

* Se trata del caso de Natividad Canda y la situación de los derechos humanos de los nicas en la vecina del sur

Vladimir López

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, CIDH, Santiago Cantón, reveló ayer viernes en Washington que ese organismo ya se pronunció en torno a la denuncia de Nicaragua a Costa Rica, sobre la falta de garantías a la protección de los derechos humanos de los nicaragüenses que viven y trabajan en suelo costarricense.
No obstante, informaciones fechadas en Washington, señalan que el señor Cantón manifestó que la decisión no se podía dar a conocer debido a procedimientos internos y para dar tiempo a los gobiernos de revisarlas e incluso de pronunciarse.
El gobierno de Nicaragua solicitó ante la CIDH admitir su acusación de xenofobia contra Costa Rica por la impunidad y retardación de justicia con que se ha llevado el caso de la muerte de dos nicaragüenses, Natividad Canda Mairena y José Ariel Urbina Silva, uno que pereció destrozado a mordiscos por varios perros, y el otro que fue asesinado a puñaladas en una pelea callejera.
Los miembros de la CIDH señalaron que lamentablemente, debido a asuntos netamente procesales, no estaban en capacidad de informar sobre la decisión tomada en torno a la denuncia de Nicaragua contra Costa Rica.
Santiago Cantón explicó que cuando la CIDH toma una decisión, la traslada inmediatamente a los gobiernos implicados para que tomen conocimiento antes de que se enteren por los medios de prensa. Dijo que ese plazo puede durar de tres meses o más antes de hacerse público, pero que las partes estaban en libertad de difundirlos según su propia conveniencia.
Luego que Nicaragua interpusiera esa denuncia ante la CIDH contra Costa Rica, el organismo ha realizado dos audiencias donde Nicaragua ha presentado pruebas abundantes de la xenofobia que sufren los nicaragüenses por parte de algunos sectores costarricenses.
Costa Rica, por su parte, en ambas ocasiones ha solicitado que declare “inadmisible” esa denuncia argumentando que la misma “carece de legitimación por no haberse agotado la vía interna”.
Asimismo, Costa Rica solicita a la CIDH que “declare que el Estado costarricense no ha violentado las normas internacionales invocadas por el Estado de Nicaragua, y por lo tanto, se archive el expediente”.