Nacional

Human Rights Watch critica penalización del aborto

Advierten que la medida va en contra de los principios fundamentales de la humanidad.

La organización Human Rights Watch (HRW) calificó como una amenaza directa a los derechos humanos la reforma penal que eliminó todas las excepciones a la penalización del aborto. El nuevo Código Penal castiga el aborto aun cuando se lleve a cabo para salvar la vida de la madre en caso de que corra peligro durante el embarazo. La decisión fue adoptada por el Parlamento, que eliminó de la legislación la figura del aborto terapéutico, que databa desde 1893.
"El nuevo código penal no sólo infringe los derechos humanos básicos, va contra los principios fundamentales de humanidad", manifestó en una declaración José Miguel Vivanco, director de la División de Derechos Humanos para América de HRW.
La organización dijo en un comunicado que la reforma penal ha sido criticada por otros grupos internacionales, incluyendo organismos de las Naciones Unidas, porque ocurre en un ambiente politizado y a pocos días de las elecciones presidenciales que se celebrarán el 5 de noviembre.
"Las mujeres no deberían ir a prisión por someterse a un aborto. Así es de simple. Y menos aún tendrían que arriesgar su vida debido a complicaciones durante el embarazo", señaló Vivanco. Sin embargo, "en vez de proteger los derechos de los ciudadanos que representan, los partidos políticos han utilizado el cuerpo de la mujer como campo de batalla electoral", agregó.
Las iglesias católica y evangélica habían presionado a favor de la adopción de esta medida, por considerar que detrás de la figura del aborto terapéutico se encubren abortos provocados por otras motivaciones, y el presidente, Enrique Bolaños, también respaldó la iniciativa. Las mujeres que practiquen cualquier tipo de aborto pueden ser condenas a penas de entre 4 y 8 años de prisión, según la reforma del Código Penal.