Nacional

Negligencia o dolo de Marena

*** Manejo de desechos del crudo y fosa rudimentaria tenían el visto bueno de la Institución *** Se lo atribuyen a funcionaria despedida “por irregularidades”, mientras se dan contradicciones en alcaldía de Nagarote

Desde 2004 se estaban depositando desechos de hidrocarburo en la finca San Francisco, ubicada en la comarca El Cóbano, Puerto Sandino, donde el pasado domingo se registró un derrame de desechos de petróleo crudo, según un acta que mostró el procurador ambiental Lisandro D’León.
El acta tiene el número 0180 y está firmada por Carmen Carrillo, como delegada del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales. El documento, con membrete del Marena, tiene irregularidades en la fecha, mostrando claramente que se remarcó tratando de cambiar el 06 que corresponde al mes de junio por el 08, es decir, el mes de agosto.
En el documento, la funcionaria indica que en su inspección encontró que “había acumulación de asfáltico ejecutado en el año 2004”, pero también reconoce que “debido a que no se realizó un emparejamiento del material, se observa acumulación de agua alrededor del sitio donde se realiza el depósito”.
Negligencia de funcionarios
Para el Procurador del Ambiente, el documento muestra negligencia de parte de los funcionarios del Marena que autorizaron a la empresa Ruiz Fierro y Cía. Ltda. la deposición de material a pesar de tener conocimiento de la forma de tratamiento que le daban y no cumplir con las normas reconocidas internacionalmente.
“¿Cuántos depósitos de esta naturaleza habrá y en cuántos lugares?”, se preguntó el Procurador del Ambiente, quien mostró su preocupación por el “desastre ecológico” que hay en la zona y que está poniendo en peligro el estero Las Coyundas, localizado 2000 metros al oeste del área afectada por el derrame.
En el mismo documento, Carrillo señala que en la zona “existe abundante vegetación de jícaro, cornizuelo y guarumo”, y detalla que el suelo es arcilloso y “que no existen casas de habitación en los alrededores”.
El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, a través de la oficina de Relaciones Públicas, reconoció que la señora Carrillo fue funcionaria del Marena y que fue destituida de su cargo “por irregularidades”, pero no confirmaron la existencia del acta de inspección. Personal de la oficina de Relaciones Públicas prometió mayores detalles sobre el tema.
Consultado el señor Felipe Reyes Chávez, alcalde del municipio de Nagarote, si tenía conocimiento de la realización de trabajos de tratamiento de residuos de petróleo crudo en la zona bajo su administración, respondió que no sabía. “No, nunca hubiéramos permitido eso”, señaló.
Alcaldía avaló
El alcalde de Nagarote negó que haya dado su aval para depositar residuos de petróleo en la finca San Francisco, que es propiedad de la empresa Ruiz Fierro y Cía. Ltda. “Yo no he firmado ninguna autorización o aval”, aseguró.
Sin embargo, el ingeniero Norman Pérez Baltodano, responsable de la unidad ambiental de la Alcaldía de Nagarote, reconoció la existencia de un “Aval” que firmó la unidad que él dirige, pero aclaró que era para el depósito de asfalto y arena “y no para depositar crudo de petróleo”.
El aval de la municipalidad fue entregado a Ruiz Fierro y Cía. Ltda. el 16 de agosto de este año, y dos días después la delegación del Marena de León estaba emitiendo la resolución administrativa número: LE 012-06, “otorgando autorización ambiental para el referido proyecto, el cual se extiende exclusivamente para el sitio de disposición del material asfáltico y no para la actividad de traslado de material”, firmado por el licenciado Ramiro Balladares Barreto, quien fue removido de su cargo el pasado sábado 21 de octubre, antes que se produjera el derrame.
Pérez Baltodano aseguró a EL NUEVO DIARIO que él realizó el 11 de agosto una inspección en el lugar, y lo que encontró fueron “residuos de asfalto y no de petróleo”.
Investigar a funcionarios
El doctor D’León se pronunció a favor de investigar el papel que jugaron tanto los funcionarios públicos como los del Marena y el INE en el otorgamiento de la autorización para el depósito del material. Para el procurador, una vez que se extendió la autorización ambiental se debieron realizar supervisiones en el sitio donde se hacía la deposición del material asfáltico.
Los funcionarios del Marena debieron confirmar si realmente se estaba realizando la actividad autorizada. “Si se hubiera realizado la supervisión, seguramente no se hubiera registrado el derrame”, aseguró D’León.
Pero también D’León llamó la atención alrededor de la falta de supervisión y de un plan de contingencia en el proceso de limpieza de la zona afectada por el derrame. Según el procurador, la empresa involucrada en el derrame de residuo de petróleo tiene que remediar, pero no lo están haciendo sobre la base de un plan contingencial.
“No hay un plan contingencial porque la misma empresa Spence Pong, el mismo Spence Pong me dijo que el INE y el Marena le habían dicho: andá y limpiá, como que si lo que se derramó fue pinol. Debió haber un plan contingencial para ir a hacer el proceso de limpieza”, señaló.
Lo que más preocupa al Procurador es que el personal de Spence Pong está depositando arena sobre la capa de residuos de petróleo derramado, “que podría petrificarse y formar una plataforma de material contaminante”.
“La forma en que están haciendo la limpieza no es la correcta, pero debe tener la supervisión constante del INE y del Marena para ver si lo hacen de conformidad con las recomendaciones técnicas de las instituciones”.
Para el Procurador, la falta de supervisión podría complicar la situación jurídica penal, en tanto las empresas señaladas como responsables del derrame argumentarían que ellos “están haciendo lo que las instituciones les mandan hacer, pudiendo convertirlo en un atenuante a su favor”.
Todo el peso de la Ley
El alcalde de Nagarote, Felipe Reyes Chávez, urgió sentar un precedente en el caso de las empresas involucradas en el derrame del crudo de petróleo que “hasta ahora se la han llevado con multas”.
Una comisión sectorial del medio ambiente acordó pedir a la Esso Standard Oil cumplir con la colocación de barreras en el río para detener el paso del hidrocarburo, y proveer de equipos de protección necesarios al personal que labora en la limpieza de la zona.
También exigen extraer el crudo que se encuentra en el agua de la quebrada y otras áreas afectadas, almacenarlo en contenedores seguros y trasladarlo a un sitio adecuado para su almacenamiento temporal.