Nacional

Tumban viejo y frondoso cedro

* Querían dinero para poner muro a escuelita

Masaya
Un frondoso árbol de cedro real, de doce metros de alto y veinte años de existencia, fue tumbado por una implacable motosierra manipulada por un maderero de Masaya, quien aprovechándose de la necesidad que padecen los alumnos y maestras de la escuelita rural de El Túnel, les ofreció mil córdobas a cambio de la preciosa madera.
La humildad de la gente de El Túnel y la falta de información acerca de las leyes ambientales y de recursos naturales, fueron las condiciones que privaron a la hora de que la asamblea de padres de familia tomó la decisión de ordenarle a la directora Claudia Balladares, que mandara a tumbar el árbol que proporcionaba sombra a los más de 50 niños de la escuelita “Margarita Debayle”.
Todo se hizo según los dispuso la Asamblea de Padres de Familia, pero ninguno tomó en cuenta que para botar el árbol debían pedir autorización al Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente (Marena), al Instituto Nicaragüense de Recursos Forestales (Inafor) y a la Alcaldía de Masaya.
El hecho fue denunciado ante las autoridades competentes por dueños de finca aledañas a la escuela, lo que motivó la presencia policial y la visita de un delegado de la Unidad de Medio Ambiente de la Alcaldía de Masaya e Inafor.
José Teodoro Jalina, habitante de El Túnel y miembro de la asamblea de padres de familia de la escuela “Margarita Debayle”, dijo que en la reunión donde se tomó la decisión de derribar el árbol estuvo presente el maderero que les ofreció mil córdobas a cambio de la preciosa madera que se encuentra vedada. “Lo hicimos con el interés de obtener ingresos y poner el muro de la escuela para evitar los robos que en época de vacaciones se dan”, aseguró.
La delegada del Inafor, Gloria Margarita Sánchez y Silvio González, inspector de Higiene y Seguridad Ambiental de la Alcaldía de Masaya, realizaron la visita y notificaron a la directora del centro, quien tendrá que responder por los varios delitos contemplados en la Ley 559, Ley Especial de Delitos Contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales.