Nacional

¿Motivos políticos en cambio de concesión?


MASAYA
La empresa transnacional Shell canceló la concesión otorgada para la venta de combustible a la familia Vásquez, que operó la gasolinera Shell Las Flores hasta el lunes 16 de octubre, cuando éstos notificaron al alcalde de Masaya, Orlando Noguera, que debía retirar los cuatro mil 500 galones de combustible almacenados en sus tuberías, y que serían administrado por la municipalidad para beneficiar a los transportistas y la población de este departamento.
La información fue confirmada a EL NUEVO DIARIO por el alcalde Noguera, quien lamentó la decisión de la empresa extranjera y consideró la medida como electoral.
Señaló que la misma “afecta directamente a la población, la que iba a ser beneficiada con la reducción de la tarifa del pasaje tanto en el transporte urbano, selectivo e intraurbano”.
El viernes 13 de octubre llegaron a Masaya los primeros siete mil 500 galones de diesel que Alba Petróleo de Nicaragua (Albanic) destinó para los nueve municipios de Masaya. En ese momento las autoridades municipales distribuyeron el combustible en dos gasolineras: la de Masaya y la de Masatepe.
Hoy ese combustible se encuentra distribuido en varios planteles de la Alcaldía y en otras gasolineras, que no quiso identificar por temor a que les ocurra lo mismo. Dijo el alcalde Noguera que por tratarse de una cantidad menor de diesel, el mismo será consumido por las nueve alcaldías del departamento, únicas beneficiarias mientras encuentran una solución integral al problema.
Noguera: Temor entre concesionarios
Dijo el alcalde que hay mucho temor entre los concesionarios de las transnacionales en este departamento de aceptar hacer trato con la municipalidad para albergar el combustible que llegue procedente de Venezuela.
Afirmó que llegarán en los próximos días 200 mil galones de combustible, pero que todavía no tienen condiciones para almacenarlo, y espera que en los próximos días se resuelva el problema para que la población empiece a gozar de los beneficios. Con la actitud de la empresa Shell “perdemos un cuádruple beneficio, pues todos salíamos ganando: concesionarios, transportistas, usuarios y las alcaldías, las que ganarán un porcentaje por la venta del combustible y que esperamos revertirlo en obras de progreso”, recalcó el edil.
Señaló que por cada cien córdobas que se perciba de la venta del diesel, 60 deberán pagarlos en 90 días y los 40 córdobas restantes los pagaran en 25 años, con dos años de gracia y al 1% de interés anual.
Por su parte, los nuevos concesionarios para operar la gasolinera Shell Las Flores son la pareja Jacqueline Ramírez Robles y Carlos Urroz Robleto, quienes a partir de hoy esperan que Shell los provea del combustible para restablecer la venta del producto a la población.