Nacional

Consulta a CGR de una mala intención

*** Se trata de sacar del MECD excepcional centro de educación que se construirá con el dinero que EU quitó a Byron Jerez y donó a Nicaragua *** Una Fundación privada operaría en terreno donado por alcaldía de Diriamba, y con los reales del Estado, para convertirse en sucursal del Tecnológico de Monterrey

Luis Galeano

El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, informó ayer que el Gobierno pretende ceder la administración del Instituto de la Excelencia Académica que se construirá con fondos donados por EU, a la privada Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Social (Funides).
Argüello Poessy presentó una carta suscrita por el ministro de Educación, Miguel Ángel García, el 17 de octubre, en la cual les solicita su opinión para conocer si es “viable” entregar la administración del Instituto de la Excelencia Académica a la mencionada fundación, que pretende instalar una sucursal del Instituto Tecnológico de Monterrey, México, dirigido a capacitar a estudiantes de 4to y 5to año de secundaria.
“El gobierno al que le quedan escasos días, pretende quitarle al Ministerio de Educación la administración del Instituto de la Excelencia para dársela a Funides, que entiendo es una Fundación en la que figuran varias personas conocidas y honorables del país”, dijo el colegiado.
Origen de la donación
En diciembre de 2005, el gobierno de los Estados Unidos entregó al de Nicaragua US$2,775,000 procedentes de la venta de un apartamento que el ex director de Ingresos de la Administración de Arnoldo Alemán, Byron Jerez, compró en una zona exclusiva de la Florida, y que de acuerdo con investigaciones de agentes aduaneros estadounidenses, pagó con fondos procedentes del Estado nicaragüense.
El presidente Bolaños, en su discurso de agradecimiento a Estados Unidos por la entrega de los fondos, explicó que serían utilizados “para el beneficio del pueblo; una parte para la educación --US$2,600,000--, específicamente para la construcción de dos institutos de secundaria, entre ellos el de la Excelencia, y la otra para el fortalecimiento de la Procuraduría General de la República.
Funides, de acuerdo con su sitio web en Internet, “es una unión de individuos pensantes del sector privado y sociedad civil, creyentes en el mercado libre y el Estado de Derecho, comprometidos con impulsar el cambio con una visión a largo plazo de un desarrollo sostenible para beneficio de todos los nicaragüenses”.
Entre sus directivos figuran Federico Sacasa, Javier Argüello y Javier Morales. Fuentes extraoficiales informaron que detrás de Funides se encuentran personas vinculadas a ex ministros y ex asesores del Gobierno de Bolaños.
“Dos hermanos famosos”
Argüello Poessy, quien no quiso entrar en detalles de quiénes son los socios de Funides, se limitó a decir que tiene referencia que “hay dos hermanos famosos” que han sido funcionarios públicos, y que tienen que ver con la agrupación que en días pasados montó un evento denominado “Un pueblo pensante”.
“Lo que quieren es despojar a la niñez nicaragüense de una buena educación para tener mejores opciones en su vida. Si los señores de Funides quieren hacer un instituto que sea afiliado del Tecnológico de Monterrey, pues que se metan la mano a la bolsa o que busquen los fondos en otro lado, pero no en las arcas del Estado”, dijo Argüello Poessy.
El Instituto de la Excelencia Académica se construye actualmente en un terreno que fue donado por la alcaldía de Diriamba, en Carazo.
García toma distancia de intención
El ministro de Educación, Miguel Angel García, dijo ayer que lo único que está haciendo es consultando a la Contraloría si es legal o no entregar la administración de ese Instituto a Funides.
“La gente de Funides me ha venido a ver, y yo les he dicho que si la Presidencia así lo dispone, que se les entregue la administración, pero que se respete que iba a haber 500 niños pobres, pero bien dotados, estudiando gratis para cursar su secundaria con una enseñanza de riesgo, para que desarrollen su potencial y sean los líderes del mañana”, dijo García.
Agregó que quienes lo han visitado en su oficina han sido Federico Sacasa, Javier Morales --que fue viceministro de Fomento, Industria y Comercio del actual Gobierno--, y Javier Argüello.
“La Presidencia ha dicho que quiere entregar a un privado el Instituto porque quiere garantizar la operatividad del asunto, pero hay que recordar que el dinero lo entregó Estados Unidos con un fin, la alcaldía de Diriamba donó el terreno para un destino específico, y el MECD lo ha construido con un destino específico”, dijo García.
“Yo no puedo oponerme a los designios de la Presidencia, pero no quiero después verme envuelto en un problema, y es por eso que solicité a la Contraloría que me diera su opinión”, explicó el funcionario.
Vocero de Presidencia da su versión
El vocero de la Presidencia, Lindolfo Monjarretz, dijo ayer que la idea de entregar a Funides la administración del Instituto de la Excelencia, es lograr una conexión con el “Tec-Milenium”, un proyecto “muy exitoso” que lleva adelante en México el Tecnológico de Monterrey con estudiantes de Nicaragua.
“La idea es aportar con el Tec-Milenium a estos estudiantes de secundaria con muchas capacidades y talento, para que tengan una educación de tipo mundial, pero que les permita incorporarse a la parte laboral en muy poco tiempo”, dijo Monjarretz.
“Sin embargo, si hay gente que considera que no se necesita ese tipo de educación en el país, pues lamentablemente para Nicaragua no habrá”, agregó.
Consultado sobre el porqué se le quiere entregar la administración de un bien público a una fundación de carácter privado, Monjarretz dijo que “Funides es una organización sin fines de lucro y (en la administración) van a tener participación el Ministerio de Educación y el sistema educativo, se trata de una asociación público-privada, pero repito, si hay gente que cree que no es necesario, pues no se hace y sin problema”.