Nacional

De Romeo y Julieta pasó a un horrendo y macabro final

* Asfixió a la novia, la descuartizó, se pegó el cigarro una vez por cada uno de sus 28 años y terminó lanzándose del séptimo piso * Estuvo en Afganistán e Irak, dejó una carta explicando todo, la cabeza de su novia incinerada y sus extremidades en la refrigeradora * Cómo se conocieron al paso del huracán, cómo se amaron y cómo sobrevivieron, fue destacado tema mediático hace un año

Carlos Salinas

Eran una pareja guapa y joven. Se conocieron en medio del desastre causado por el huracán Katrina, que devastó la bohemia ciudad de Nueva Orleáns. Sin embargo su historia, puesta como ejemplo de superación humana por los diarios estadounidenses, terminó de forma macabra un año después de haber iniciado: Zakery Bowen, 28, se suicidó lanzándose del séptimo piso de un hotel después de descuartizar a su novia, Addie Hall, de 30 años.
La historia la recoge en su edición del viernes el diario británico The Times, describiendo la relación de la joven pareja como un romance “en una ciudad que nunca había visto lo peor... un romance que aligeró el corazón de otros sobrevivientes” del Katrina.
Bowen y Hall saltaron a las páginas de tres importantes periódicos estadounidenses semanas después del desastre del Katrina. Los medios estadounidenses, ansiosos de encontrar buenas historias en una ciudad desolada, contactaron con la pareja, que les brindó todos los detalles que buscaban.
Hall se enamoró de Bowen la misma noche en la que el Katrina golpeó con toda su furia Nueva Orleáns. La joven le ofreció a Bowen un refugió para protegerse de la ira del huracán. En ese momento comenzó el idílico romance reproducido por los diarios, pero también la sentencia de muerte de Hall.
Los diarios estadounidenses documentaron el romance con escenas como aquella en la que Bowen improvisó una estufa al aire libre con un cubo metálico, en pleno barrio francés, mientras su amada mostraba los senos a los carros de Policía que pasaban. O aquella otra que narraba cómo los jóvenes sobrevivieron en la ciudad negociando con alcohol o vendiendo historias interesantes a una jauría de periodistas deseosos de ellas.
Macabro desenlace
Sin embargo, este idilio terminó de forma macabra. The Times explica que el martes Bowen se lanzó del séptimo piso de un hotel de la ciudad, no sin antes haber filmado con una cámara casera sus vacilaciones antes de cometer el acto suicida.
Cuando la Policía entró al cuarto del joven, encontró una carta en la que explica los motivos que lo llevaron a matarse. En la carta, Bowen también pedía a los oficiales que acudieran al apartamento que rentaba con su novia, donde la Policía encontraría una escena espeluznante. En la cocina, los oficiales hallaron la cabeza de la joven, carbonizada e irreconocible, y puesta dentro de una olla. Sus piernas y brazos estaban en el horno y su torso en el refrigerador.
En una segunda carta también dirigida a la Policía, Bowen explicaba con lujo de detalles cómo había cometido el brutal asesinato: había estrangulado en el baño a la joven antes de descuartizarla. En la carta, Bowen confesó que había vivido con el cadáver desmembrado de la muchacha por casi dos semanas.
El joven de 28 años era originario de California y tenía dos niños. Había servido en la guerra en Afganistán e Irak. Cuando la Policía encontró su cuerpo vio que presentaba 28 quemaduras de cigarrillo, que, según escribió Bowen en su carta, representaban cada año de su vida. En la misma carta se refiere a la escuela, empleos, carrera militar, matrimonio, paternidad, moral y amor como “cosas en las que al final fracasé”, según relata The Times.
Al parecer, la pareja había comenzado a tener problemas porque Bowen coqueteaba con otras mujeres, causando escenas de celos en Hall. Algunos amigos de Bowen consultados por la Policía, dijeron que el joven había comentado en algunas ocasiones que planeaba deshacerse de su novia.
Leo Watermeir, quien le había alquilado un apartamento a la pareja encima de una tienda de Vudú, dijo que Bowen le había comentado que Hall lo había echado de la casa porque ella lo encontró traicionándola, aunque todavía no se ha aclarado si éste fue el motivo que llevó a Bowen a cometer el brutal asesinato, que terminó en tragedia la idílica historia laureada por los medios estadounidenses.