Nacional

CGR deniega a INSS contratación directa

* Doña Edda lo toma por el “lado amable” pero insistirá porque se trata de las domésticas y el trabajo informal

Los contralores colegiados denegaron una solicitud que la presidenta Ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Edda Callejas, les hizo para contratar directamente a una empresa que les proporcionara personal que laboraría “de manera temporal y con horario flexible”, para tramitar y afiliar al sistema a trabajadores domésticos, y que le costaría al Estado C$2,464,022.40 en un año.
Los colegiados tomaron la decisión después de que la Dirección Jurídica del ente fiscalizador les recomendó no aprobar la petición de Callejas por ser “carente de mérito en su fundamento”, ya que no existe razón de “urgencia”, como expuso en la petición, para no convocar a un proceso de licitación pública.
Callejas pidió en una carta a los contralores el pasado 2 de octubre, su visto bueno para excluir de procedimientos ordinarios de contratación a una empresa que les proporcionaría “los servicios de personal eventual que laboraría de manera temporal y con horario flexible”, para promover, orientar y facilitar el trámite de afiliación de los trabajadores domésticos al sistema de Seguridad Social.
La contratación de la empresa y de ese personal significaría un monto mensual de C$205,335.20, es decir, que anualmente se traduciría en C$2,464.022.40, y serían financiados con fondos propios del INSS.
“Requerimos de este servicio para hacer frente a la actual y creciente demanda de los empleadores que están dispuestos a afiliar a sus trabajadores domésticos, pero siempre y cuando se les envíe un promotor para facilitarles el trámite y gestión de afiliación”, dice la carta de Callejas, cuya copia rola en nuestras manos.
Eran 40 promotores
De acuerdo con la petición de Callejas, la idea era contratar por un año a 40 promotores con perfil de bachilleres y estudiantes universitarios para que visitaran casa por casa o donde el empleador lo dispusiera, y así poder afiliar a los empleados domésticos.
El salario de cada uno de los promotores sería de
C$1,264.40 al mes, sumado a una comisión de 50 córdobas por cada afiliación realizada.
Los promotores iban a tener una meta mensual de 66 afiliaciones cada uno, lo que generaría un total de 2,640 afiliaciones al mes y 31,680 al año.
Lo anterior se traduce en costos a que en salario base el INSS desembolsaría
C$606,912, en comisiones
C$1,584, y en “estimados beneficios de ley”
C$273,110, para un total de C$2,464,022.40 al año.
Una fuente de la Contraloría informó que la decisión de los colegiados obedeció más a la línea de no dar “luz verde” a ninguna solicitud de contratación directa hecha por el Gobierno, debido a que dejaría “amarrada” a la Administración que sea electa en los comicios del próximo 5 de noviembre.
Callejas: “Hay que tomarlo por el lado bueno”
Callejas, por su parte, afirmó que efectivamente recibió la contestación de la solicitud de la Contraloría, en la que niegan la autorización para contratar personal para que trabaje en la afiliación de los trabajadores del sector informal.
“Tenemos que replantear la solicitud, ir donde los abogados, conversar con ellos, cabildear, porque Nicaragua no puede seguir en esa indolencia de que el sector informal no cuente con un seguro médico”, dijo Callejas.
La promesa de afiliar a los trabajadores informales y al sector domestico, fue realizada por el presidente Bolaños, el pasado 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, sin embargo, hasta la fecha sólo 500 domésticas se han visto beneficiadas con la afiliación. Se estima que las trabajadoras en este sector sobrepasan las 12 mil.
“Los trabajadores domésticos tienen derechos, la solicitud era para que tuvieran acceso a los servicios de salud; tal vez no hicimos el mejor trabajo, lo voy a tomar por el lado bueno”, indicó.