Nacional

Demandan más protección para la niñez nicaragüense


Tania Sirias

Más de 150 millones de niñas y 74 millones de niños en el mundo sufren abuso sexual, mientras que unos dos millones son atendidos en hospitales con heridas producto de la violencia, y 56 mil chavalos mueren al año por homicidio.
Nicaragua no es ajena a estas alarmantes cifras que despertaron inquietud en las organizaciones que trabajan en pro de la niñez, y que demandan más protección del Estado.
Luz María Sequeira, directora de programas de Save the Children Noruega, presentó el estudio mundial “Por un entorno seguro para las niñas, niños y adolescentes”, que realizó las Naciones Unidas en conjunto con las organizaciones que trabajan con la niñez.
Este estudio contó con la participación de niños de todo el mundo, los cuales dieron sus opiniones sobre el tema de la violencia y se verificó que la magnitud de este problema va más allá de lo que se tenía imaginado.
Ondina Masís de 17 años, representó a los niños nicaragüenses ante las Naciones Unidas y recomendó que se prohibiera todo tipo de violencia, incluyendo el castigo físico que es considerado forma de “educación” en los hijos.
“También se debe eliminar el abuso sexual en contra los niños, pues estudios recientes indican que pareciera que los adultos tienen más protección que los pequeños, y eso lo podemos ver, ya que los abusadores salen impunes de sus actos en el sistema judicial del país”, dijo Masís.
Cambiar patrones culturales
Sequeira opinó que para disminuir la violencia contra la mujer se deben cambiar los patrones culturales, comenzado con los varones a corta edad. “Se les debe enseñar a no creerse superiores a la mujer, sino por el contrario, crear una sociedad más equitativa y justa”, dijo la funcionaria de Save the Children.
Además, solicitó que los niños en conflicto con la Ley, no sean llevados a la cárcel y que sea este el último recurso. Sequeira afirmó que el Estado debe brindar otras alternativas, ya que al privar al chavalo de libertad se le niega sus derechos, pues en algunos centros penitenciarios están expuestos a recibir golpes y otro tipo de violaciones.
“Hay más de un millón de niños en prisiones en todo el mundo expuestos a la violencia diaria. La cárcel en sí misma es una respuesta inadecuada, es por eso que el sistema judicial nicaragüense debe estar adaptado a las necesidades de estos chavalos”, dijo Sequeira.
La última recomendación que se brindó es que se nombre un Representante Especial del Secretario de la Naciones Unidas para la eliminación de la violencia contra los niños y darle seguimiento a este estudio. “Los gobiernos pueden escucharnos hoy y mañana se les olvida, por eso demandamos que cumplan con los acuerdos de protección”, dijo Masís.