Nacional

Pequeña empresa de verdad “cierra filas” contra Fenosa

* Desautorizan que Cosep hable por ellos * “Empresarios” generadores provocan crisis * Plantas: radiografía nacional del desastre

Oliver Gómez

Una nutrida representación de micro, medianos y pequeños industriales, comerciantes, usuarios y consumidores del servicio de energía eléctrica, anunciaron ayer el inicio de un recuento total de pérdidas por los apagones de Unión Fenosa y las empresas generadoras, “ante la falacia y el descaro demostrado por el Cosep, su presidente Erwin Krüger, sus cámaras y organizaciones afiliadas”.
Al menos eso suscribieron ayer en un pronunciamiento presentado en la sede central de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), donde dijeron que “Krüger, sus cámaras y organizaciones afiliadas, se han arrogado un derecho de representación que nadie les ha conferido y han pretendido aparecer ante la opinión pública nacional, como los propiciadores de las recetas de solución a la crisis energética provocadas por las acciones mafiosas de los generadores y de la transnacional Unión Fenosa”.
Este pronunciamiento es suscrito por miembros de la Comisión Nacional de la Industria Panificadora, Oficina Legal Ramírez y Asociados, OML-PDDH, Movimiento Comunal y decenas de hoteleros, pulperos, vidrierías, cyber cafés y envasadores de agua purificada.
“Sector seudoempresarial no puede representarnos”
Ellos rechazaron que en medio de la crisis de los apagones, sean los miembros del Cosep quienes se arroguen la representación y clamor de toda la ciudadanía, y sobre todo, de los micros, medianos y pequeños industriales y comerciantes del país, “que constantemente somos atropellados por el deficiente servicio de energía”.
“No podemos ser representados por un sector de seudo empresarios que lejos de sentir las afectaciones del pésimo servicio que brinda Unión Fenosa, lo cual ha propiciado la quiebra de pequeñas industrias y negocios, más bien se coluden con esta transnacional y los generadores sector, donde sus principales representantes tienen intereses”, señala el escrito.
Recuerdan que la actual crisis energética no es originada por el ente regulador, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), “sino por los “empresarios” generadores, quienes durante años traficaron con la energía en contubernio con Fenosa, afectando grandemente las economías familiares y del país en general”.
Ellos anuncian que empezarán un recuento de todas las pérdidas que han tenido por los apagones, tanto en equipos dañados, falta de producción, ventas no logradas por falta del servicio, y, sobre todo, la inversión que han tenido que hacer para resolver el problema de la energía por su propia cuenta, además de seguir pagando los altos montos de las facturas de Fenosa.
Deshonestos e irresponsables
Es por eso que condenaron la posición del Cosep y sus cámaras, “que ahora que se vislumbran algunos intentos de regulación mediante multas y sanciones a dicha empresa, tratan de descalificar tales acciones evadiendo responsabilidades y culpando a otros. Esa es una actitud deshonesta e irresponsable”.
Exhortaron a todos los micro, medianos y pequeños industriales y comerciantes, a los consumidores y los diputados, a denunciar los constantes atropellos que sufren por el deficiente servicio de energía, y de paso, exigieron a las autoridades de INE “la aplicación de cuantas multas sean necesarias a los constantes incumplimientos del contrato de concesión, a la Ley de la Industria Eléctrica, su Reglamento y Normativas por parte de la transnacional Unión Fenosa”.
A los diputados de la Asamblea Nacional, pidieron reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, que conlleven a una reelaboración de los Contratos de Suministro de Energía (PPA), que tienen con los generadores.
“Implementar en el menor tiempo posible medidas para terminar con los apagones y la crisis energética, sin que ello implique que el Estado siga permitiendo la participación de seudo inversionistas en un sector considerado columna vertebral de la economía nacional”, concluye el escrito.
Cantur toma distancia de Cosep
Claudia Obregón, vocera de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística (Cantur), ayer aclaró que ellos aglutinan al 90 por ciento del sector turístico nacional, y para evitar “malos entendidos” asegura que no pertenecen al Cosep, por eso pidió no ser señalados dentro de la posición de este grupo de empresarios.
“Asimismo, nos hemos pronunciado positivamente apoyando las medidas que se tomen de forma correcta para resolver la grave crisis de energía que azota nuestro país, sin distinguir nombres de personas o instituciones involucradas”.
“Nos mueve sólo la urgente necesidad que tenemos los nicaragüenses de superar esta situación y respondemos a los llamados que diariamente los empresarios de Turismo, afiliados a nuestra Cámara, nos hacen por la grave situación que están padeciendo sus negocios ante la situación energética”, agregó.
Cabe aclarar que mientras se elaboraba el pronunciamiento un apagón oscureció las instalaciones, y según los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) estas constantes oscuranas se deben a varias razones, entre ellas, la falta de generación, problemas en las plantas y que la demanda máxima de energía en nuestro país ayer alcanzó los 470 megavatios.
Hasta el mediodía, la primera unidad de la Planta Nicaragua de la Generadora Eléctrica de Occidente S.A. (Geosa) se reportaba “indisponible por rotura de la caldera, lo que nos deja con 50 megavatios menos de generación”.
Reportan “baja disponibilidad”
El CNDC también reporta una baja disponibilidad de la tercera unidad de la Planta Managua de la Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa), “que debido a problemas técnicos está siendo sincronizada a 23 megavatios aunque su capacidad real es de 45”.
De igual manera, la generadora Censa Anfels también reportó “baja disponibilidad, ya que debido a problemas técnicos está siendo sincronizada a un máximo de 39 megavatios, aunque su capacidad es de 57”.
El Despacho destaca que las generadoras hidroeléctricas del país también continúan limitando su generación por el “bajo nivel en los embalses”, y en el caso de Apanás, La Virgen y Asturias, que proveen de agua a Hidrogesa, se mantienen un metro con 80 centímetros menos que el nivel que reportaban este mismo día del año pasado.
Por si fuera poco, a las dos y 42 minutos de la tarde se produjo una falla en la línea de transmisión MGA-L6110, propiedad de Entresa, por lo que salió de servicio la subestación Montefresco. Fenosa reportó en una nota de prensa que esta emergencia dejó sin servicio a todas las familias de El Crucero, Las Nubes, Repartos Serranías, Santa María, Las Jinotepes, Samarkanda, San José de la Cañada, Los Solises, El Pedernal, El Rosal, Monte Tabor, y las viviendas ubicadas entre los kilómetros 11 y 17 de la Carretera Sur.