Nacional

Paul Richler nuevamente en defensa de Nicaragua

* Es para contestar arbitraje impuesto por la Shell en el caso del Nemagón * Decisión puede ser que Nicaragua pague a transnacional, o ésta indemnice a bananeros

Luis Galeano

El Estado de Nicaragua logró el visto bueno de la Contraloría para contratar directamente y por US$3,000,000 a una firma de abogados en Washington que nos represente en el arbitraje internacional, solicitado por la transnacional Shell Brand, AG, S.A. y Shell Nicaragua S.A. ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), cuya sede es en la capital de Estados Unidos.
La transnacional solicitó el 17 de mayo de este año el arbitraje internacional para definir si son ellos los que tienen que pagar US$489 millones a los afectados por el Nemagón, o el Estado de Nicaragua el que debe pagarles a ellos esa cantidad por haberles afectado sus capitales.
El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, informó que la decisión de excluir de procedimientos la contratación de la firma de abogados “Foley Hoag LLP” por un período aproximado de dos o tres años, se tomó a petición del ministro de Fomento, Industria y Comercio (Mific) Alejandro Argüello.
“El ministro Argüello nos pidió que le aprobáramos la exclusión de procedimientos que establece la Ley de Contrataciones para contratar directamente a esa firma de abogados, porque los plazos para contestar agravios y argumentos del caso y presentar al arbitro que nos represente, están prontos a vencerse”, explicó Argüello Poessy, quien señaló que la aprobación fue unánime.
“Costo alto pero necesario”
El titular de la Contraloría dijo estar claro de que el monto de US$3,000,000 que se le pagarán a la firma de abogados es “bastante alto”, pero que negarse a la solicitud del ministro del Mific, implicaría un costo “altísimo” para las cuentas del Estado nicaragüense.
“Un proceso de licitación se lleva mucho tiempo, y tomando en cuenta que se trata de un arbitraje internacional con consecuencias que podrían ser muy graves para el país, fue que decidimos aprobar que se contrate directamente”, explicó Argüello Poessy.
De acuerdo con el calendario, Nicaragua tiene hasta el 31 de octubre para contestar los agravios de la transnacional y hasta próximo 11 de noviembre para presentar a su árbitro en el caso.
El arbitraje lo realizan tres árbitros, uno nombrado por Nicaragua, otro por la Shell y un tercero que pone el Centro Internacional de Diferencias por la Inversión.
Arbitraje es por US$489 millones
El monto de la demanda de arbitraje es el mismo por el que la Shell Brand, que es la madre de todas las marcas de esa transnacional, está siendo requerida en Nicaragua por los afectados del pesticida Nemagón, quienes interpusieron una demanda en su contra por US$489,400 millones.
Si el tribunal de arbitraje internacional falla en contra nuestra, el Estado tendría que asumir esa deuda porque así lo establecen convenios de protección al inversionista que han sido firmados por Nicaragua y el Reino de los Países Bajos llamado “Garantía de Permanencia de Inversión”.
En diciembre de 2002, la jueza Tercero Civil de Distrito, Vida Benavente, condenó a 38 marcas de las empresas Dow Chemical, Shell Oil Company y Standard Fruit Company (conocida en Estados Unidos como Dole Food Company) a pagar US$489,400 a favor de 500 bananeros afectados por el pesticida.
Benavente ordenó en diciembre del año pasado el embargo ejecutivo de las marcas de fábrica, comercio y servicio de Shell, el cual fue ejecutado el 13 de enero de este año.
La transnacional considera que la decisión de la judicial de embargar 36 ó 38 marcas Shell que nunca habían sido mencionadas en el caso, les ha afectado, y por ello es el Estado el que tiene que responder. Sólo para comparecer en esta demanda de arbitraje internacional Nicaragua tiene que pagar US$60,000.
Shell renunció jurisdicción de Ciadi
El procurador general, Alberto Novoa, dijo en agosto de este año que el CIADI no debe atender la solicitud de arbitraje que les hizo la Shell debido a que desconoció su jurisdicción al someterse a los tribunales locales por diversas demandas pendientes de resolver.
El 29 de agosto pasado, Novoa y el titular del Mific, Alejandro Argüello, enviaron una carta a la consejera jurídica del Ciadi, en Washington, Claudia Frutos Peterson, en la que afirmó que la misma Shell le puso coto a cualquier petición de arbitraje internacional, al reconocer a los tribunales nicaragüenses para superar las demandas en su contra.
“La República de Nicaragua estima que en el presente caso, el Ciadi (con base en las Reglas Procesales Aplicables a los Procedimientos de Arbitraje, Regla 41 relacionada con Excepciones Preliminares), no tiene competencia para conocer de la solicitud de arbitraje presentada por SBI”, se lee en la carta.
Agrega que “la Shell renunció a la jurisdicción del Ciadi en el presente caso al someterse a la jurisdicción de los tribunales nicaragüenses”, y como ejemplo menciona que los demandantes, a través de sus apoderados locales, interpusieron recurso de Tercería de Dominio, admitida en un tribunal de primera instancia el pasado 13 de junio, y recurrida de amparo ante el Tribunal de Apelaciones un mes después.

¿Quién sería nuestro representante?
La carta del titular del Mific Alejandro Argüello a los contralores señala que la firma de abogados “Foley Hoag LLP” representará a Nicaragua por medio del doctor Paul Reichler, “un abogado de comprobado prestigio y experiencia a nivel internacional”, y quien ya ha representado exitosamente al Estado de Nicaragua en procedimientos internacionales con anterioridad.
“En este sentido, hay que anotar el valor agregado que el doctor Reichler conoce Nicaragua y mantiene una lealtad profesional con nuestro país, a tal punto de rechazar oferta de ser abogado en contra de Nicaragua en las disputas territoriales que Nicaragua mantiene con Honduras y Colombia”, señala la carta de Argüello .