Nacional

Piden anular juicio de fuga de narcos


PUERTO CABEZAS, RAAN -El Ministerio Público solicitó a la Juez de Distrito Penal de Juicio de Puerto Cabezas la anulación del juicio celebrado a los policías Mario Lackwood, Tonny Macelmo, José Salmerón y el taxista José Antonio Balladares Figueroa, por ser los supuestos responsables de haber ayudado a la fuga de los narcotraficantes internacionales Melvin Velásquez Redondo, de 38 años y con nacionalidad hondureña, y Mercedes Rodríguez Alarcón, de 33 años y de origen panameño.
Los prófugos estaban siendo enjuiciados por el delito de tráfico internacional de estupefacientes junto a los colombianos Eliuth Espria Meza y Juan Rufino Santos Gómez, quienes aseguran que estaban dormidos cuando sus compañeros de celda los abandonaron saliendo por la puerta sin necesidad de violentar los barrotes o cerraduras el pasado 30 de mayo.
A partir de ese momento, la Policía de Puerto Cabezas inició una serie de investigaciones que llevaron a los policías señalados anteriormente a un proceso judicial que finalizó el 5 de agosto con un veredicto de no culpabilidad por parte de un jurado de conciencia que no encontró suficientes pruebas que vincularan a los señalados con los hechos.
Un mes después del veredicto, el fiscal Boanerges Fornos Escoto, como fiscal, solicitó a la juez de la causa, la nulidad del juicio oral y público, alegando que se le negó al Ministerio Público la solicitud de celebrar el juicio en un lugar distinto de la sede del tribunal de Bilwi.
Como se recordará, el Ministerio Público había solicitado que el juicio se celebrara en el municipio de Siuna con jurados de ese municipio, solicitud que les fue negada.
Otra de las razones por la que solicitan la nulidad del juicio es que el juez suplente de Distrito de Juicio excluyó una prueba esencial consistente en un vehículo color rojo, Marca Kia Pride, placa T17-183, el cual vincula a José Antonio Balladares con los hechos.
El fiscal regional Juan Ramón Barrios dijo que el recurso de apelación promovido no es contra el veredicto de los jurados, sino que se ataca con nulidad absoluta el juicio oral y público, porque violenta el principio de igualdad y no son escuchadas las peticiones que realiza el Ministerio Público. Por otro lado, el tribunal de jurados no tuvo oportunidad de valorar todas las pruebas de cargo existentes.