Nacional

Dueño de barco dice: “Fue un secuestro”

* Incidente ocurrió en aguas nicaragüenses, dice Capitanía de Marina de Puerto Cabezas

PUERTO CABEZAS, RAAN -El empresario de pesca Roy Foster, para quien trabajan los 14 marinos que fueron llevados a Colombia el pasado 12 de octubre, insistió la tarde de ayer en que sus hombres fueron secuestrados por miembros de la Marina colombiana, quienes a punto de ráfagas de balazos los forzaron a abordar sus lanchas y se los llevaron.
Foster, dueño de la embarcación Edgar Antonio, dijo que los efectivos de la Fuerza Naval del sureño país intentaron abordar la embarcación grande, pero fueron impedidos por los marinos que se armaron de canaletes, arpones y machetes, y al no poder llevarse la embarcación grande, la agarraron contra los buzos y cayuqueros que se encontraban pescando en aguas nacionales, expresó.
El capitán de corbeta José Marín, jefe de la Capitanía de Puerto en esta ciudad, informó que los marinos fueron llevados cuando se encontraban en la ubicación latitud 14 grados 27 minutos y longitud 82 grados 01 minutos, lo que deja claro que estaban faenando en aguas nicaragüenses.
La tarde del martes arribaron al muelle de Puerto Cabezas los 14 marinos a bordo de una lancha rápida de la Fuerza Naval que los trasladó desde el Puerto de El Bluff, en el Atlántico Sur, a esta ciudad.
Por su parte, Roy Foster dijo que si bien es cierto la tarde de ayer regresaron los siete cayuqueros y los siete buzos, la Marina colombiana no regresó los equipos de pesca, desde cayucos, máscaras, tanques, mangueras y chapaletas, entre otros implementos que suman más de 10 mil 500 dólares, lo que se suma al lucro cesante por los días en que el grupo dejó de laborar.
EL NUEVO DIARIO conoció que la Cancillería nicaragüense tratará de coordinar con las autoridades colombianas para ver si es posible la recuperación de los equipos de pesca que les quitaron a los marinos de la embarcación Edgar Antonio el pasado jueves 12 de octubre cuando faenaban en aguas nicaragüenses.