Nacional

5 mil kilos de coca siguen sin incautarse


Managua/Chontales
Los narcotraficantes que recientemente intentaron trasegar droga por el Pacífico de Nicaragua, tras ser descubiertos por agentes policiales y miembros del Ejército, en su huida se llevaron consigo al menos cinco mil kilos de cocaína.
Una fuente de EL NUEVO DIARIO también manifestó que por esa razón se investiga a una persona de nombre Pedro Marenco, originario de Chontales, ya que supuestamente está involucrada en el tráfico de droga.
“No podemos confirmar esa información. Es algo que todavía no se ha determinado, y tampoco te puedo asegurar que ese señor esté vinculado al caso”, expresó el jefe de la División de Relaciones Públicas de la Policía, comisionado mayor Alonso Sevilla.
El NUEVO DIARIO conoció que Pedro Marenco vive en la comarca de El Papayal, municipio de San Lorenzo, Boaco, y es un fuerte ganadero de la zona. La fuente no supo precisar si ésta era la misma persona.
La última incautación que hizo la Policía en Comalapa, municipio de Chontales, fue de 1,081 kilos de cocaína. Una fuente reveló en esa ocasión que era un remanente de la droga que se había capturado en el Pacífico del país.
Un día antes de que la Policía realizara este quiebre, unas personas armadas habían llegado a la finca donde se encontraba la droga, amenazaron a los cuidadores y los amordazaron. No se descartó que se hubieran llevado parte del alijo.
La Policía también manifestó que la droga incautada estaba relacionada con la organización mexicana que está detrás de los más de 3,000 kilos decomisados en San Rafael del Sur, y los 1,216 que dejaron en una lancha rápida en las playas del Pacífico tras una persecución del Ejército.
En estos quiebres sólo se ha detenido a seis pescadores que ya están a la orden del juez, los cuales fueron capturados posteriormente, ya que al momento del operativo los narcotraficantes lograron darse a la fuga.
En el caso de la finca de Comalapa, el plan de búsqueda y captura diseñado por los agentes de la inteligencia policial y auxilio judicial todavía no deja resultados positivos, pues César Augusto Duarte Sequeira, dueño de la finca San Miguel, todavía se encuentra libre.
Hasta este fin de semana, las autoridades lo único que habían ocupado es una camioneta Toyota Hilux, gris, placas M 005-281, modelo 2006, cuya documentación está a nombre de la esposa de César Augusto.
También se detuvo un automóvil marca Hyundai, blanco, matrícula M 032-312, el cual había sido alquilado a un cuñado del supuesto narco, y al igual que la camioneta fue encontrado en la vía pública.
Fuentes oficiales de la Policía de Chontales informaron que Venancio Antonio Rodríguez y Meylin Milena López, ambos cuidadores de la finca San Miguel desde hace tres meses, fueron dejados en libertad después de un intenso interrogatorio.
Las autoridades de Policía descartaron que Duarte Sequeira haya salido del país, y presumen que todavía se encuentra en el departamento, pero hasta hoy no ha sido detenido. Sin embargo, el plan de búsqueda y captura continúa por toda Nicaragua.