Nacional

Imponen primera condena por delito contra ambiente

* Pero como no era reincidente, pago fianza y salió libre

Valeria Imhof

Por primera vez en la historia, un infractor a la ley ambiental fue sentenciado por una jueza de Tipitapa a dos años de prisión, pero al declararse culpable y no ser reincidente fue liberado mediante pago de una fianza de mil dólares.
Denis Francisco Quirós, de nacionalidad costarricense, fue retenido en pasado septiembre en la frontera sur cargando 8,000 libras de camarón --de las cuales había declarado 2,685-- y 600 colas de langosta de baja talla. El producto era trasladado a la empresa procesadora de mariscos Nica Fish, donde fue detenido al comprobarse que estaba en flagrante delito, como es el aprovechamiento ilegal de recursos naturales.
“Ésta es la primera acusación y el primer caso de un condenado por un delito ambiental”, dijo Manual Jácamo, fiscal de la unidad nacional de delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales.
Jácamo señaló que estas denuncias están enmarcadas en la Ley 559, Ley de Delitos contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales, indicando que en el Juzgado Tercero de Distrito de Audiencia existe otra acusación por transporte ilegal de madera. “Aunque no contamos con los medios necesarios y tenemos limitaciones se está haciendo justicia aplicando la ley”, indicó.
La Fiscalía para el Medio Ambiente registra en Managua un total de 43 causas por delitos ambientales, de los cuales algunas se han resuelto, otras se han desestimado, y otras están bajo investigación y acusación. “En algunos casos se encuentra el delito, pero no el culpable, porque en muchos casos existe el corte de madera, pero no se sabe quién lo hizo”, explicó Jácamo.
Según el fiscal, los delitos ambientales más recurrentes en Nicaragua incluyen desde la tala ilegal de madera en áreas protegidas, el aprovechamiento ilegal de los recursos naturales como la tortuga y la langosta, hasta la contaminación acústica y la construcción de urbanizaciones ilegales principalmente en Managua.
Jácamo dijo que en el caso del tráfico de madera sucedido recientemente en la Costa Caribe Sur tienen limitaciones para aplicar la ley debido a que la emisión de permisos y los cortes fueron anteriores a la Ley 559, vigente desde el pasado 20 de mayo.
El fiscal brindó estas declaraciones durante un foro sobre Leyes y Ordenanzas Municipales organizado por la Alcaldía de Managua, sin embargo, los invitados a escuchar y debatir con los conferencistas brillaron por su ausencia.