Nacional

Pescadores niegan secuestro

* Acusan a su capitán de haberlos abandonado en alta mar

Heberto Jarquín

El Bluff / RAAS -Los 14 buzos y cayuqueros (boteros) que supuestamente fueron secuestrados el 12 de septiembre cuando pescaban en aguas del Caribe nicaragüense por una unidad de superficie colombiana, regresaron ayer (martes) al puerto de El Bluff, donde negaron que hayan sido secuestrados, y más bien culparon a Marcos Tulio Morales, el capitán de la embarcación en la que pescaban, de haberlos abandonados en alta mar.
Javier Serapio Solano, uno de los pescadores retenidos por las autoridades colombianas, dijo que el día del percance salieron a la faena de rutina en el barco “Edgar Antonio”, y que en el momento en que fueron descubiertos por la marina del país sudamericano, el capitán Morales zarpó a toda máquina y los dejó abandonados a su suerte en sus frágiles cayucos (botes).
“El capitán (Morales) sabía que estábamos pescando en aguas colombianas, por eso nos dejó botados sin importarle lo que nos pudiera pasar”, se quejó Serapio.
El experimentado marinero calificó como criminal la actitud del capitán Marcos Tulio Morales. “Las autoridades deberían investigarlo por lo que hizo con nosotros”, demandó.
Además, Serapio señaló que en el barco “Edgar Antonio” los atendían pésimamente. “El día que nos recogió un barco nasero (trampero) colombiano, salimos a pescar sin haber comido en la mañana y el mediodía”, se quejó.
¿Síndrome de Estocolmo?
Los marineros mískitos, originarios del municipio de Puerto Cabezas, coincidieron al decir que en ningún momento fueron secuestrados por las autoridades marítimas colombianas, contradiciendo al dueño del barco “Edgar Antonio”, Roy Foster, quien afirmó que la tripulación de su embarcación fue obligada a negar el secuestro.
David Manuel Crock García, uno de los supervivientes de esta odisea, señaló que los colombianos fueron muy hospitalarios y humanistas. “Nos dieron de comer, y al llegar a la isla San Andrés fuimos llevados a un hospital”, relató.
Crock dijo que en la marina colombiana recibieron vestuarios y buena atención hasta que los montaron en el barco “Island Intrepid” que los trajo de regreso a Nicaragua.
Los buzos y cayuqueros que ayer volvieron a El Bluff, responden a los nombres de Ronald Flores Zúñiga, Carmelo Baptis, Hornys Levy Filemón, Yarbi Páez Bosent, Jimmy Levy Salomón, Javier Serapio Solano, Dagoberto Cooper Rodríguez, Fernando Flores, Kenneth Lázaro González, Milton Levy Filemón, Martín Francisco Francés, Rubén Filemón Santos, Ulises Mena Williams y David Manuel Crock García.