Nacional

Documentan y formalizan solicitud de baja en la luz

* Los firmantes antes del INE recogen todos los argumentos y el amparo de las leyes cuando se ha solicitado y conseguido alzas en la tarifa * “Es la hora de revertir con los mismos

Oliver Gómez

La tarifa del servicio de energía eléctrica debe bajar en un 23.36 por ciento según cálculos e indicadores que fueron evaluados por los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), quienes ayer introdujeron esta solicitud ante las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), y hoy esperan aportar mayores pruebas para soportar cada detalle.
La formal solicitud de baja de tarifa fue recibida ayer en el edificio del INE, pero será completada hasta hoy a las nueve de la mañana, pues los miembros de la Red prometieron aportar mayores pruebas para que sean evaluadas por los técnicos de la Dirección de Tarifas.
Las alzas
El documento es firmado por Gonzalo Salgado, Guiselle Rocha, Santos Amador y Ricardo Osejo, quienes argumentan que desde la llegada de Unión Fenosa en 2000, y hasta el primero de enero de 2004, esta empresa recibió “luz verde” del INE para aplicar tres alzas que en total suman 11.87 por ciento.
Luego, desde el 17 de diciembre de 2004 hasta el primero de agosto de 2006, Fenosa ha recibido el visto bueno del INE para que aplique otras 11 alzas que en total suman 31.88 por ciento. Es decir, que desde su llegada Fenosa ha gozado de un incremento total de tarifa de 43.75 por ciento.
“Pero eso no es cierto. Desde que vino Fenosa las facturas han aumentado más del doble, y eso lo puede comprobar cualquier prójimo que haya guardado las facturas de los últimos seis años”, dijo Miguel Angel Baca, asesor legal de la Red.
Salgado, uno de los solicitantes, recordó que desde su llegada al país Fenosa ha solicitado alzas en 14 ocasiones, y que el INE se las ha aprobado en igual o menor proporción a lo que han pedido, “pero al final siempre hay incrementos, y el ente regulador, en la evaluación de esta petición y resolución final, ustedes pueden observar que siempre han considerado y argumentado los precios internacionales del petróleo”.
La hora de revertir
En la solicitud, la Red expone que ahora llegó el turno de los consumidores, pues “los precios internacionales del petróleo se han mantenido estables desde el mes de julio del corriente año y con una tendencia a disminuir desde agosto de 2006”.
Señalan que en el caso de los derivados como la gasolina, diesel y keroseno, el descenso en este período alcanza hasta el 25 por ciento, pero con el precio del bunker el desplome de los precios es mayor, ya que se trata de un producto menos refinado pero que garantiza el 80 por ciento del servicio de energía eléctrica.
“Por el principio de igualdad ante la ley, que consagra nuestra Constitución Política, era de esperarse que el ente rector actuara de manera oficiosa a favor de los intereses de los usuarios de la energía eléctrica, disminuyendo las tarifas en las mismas proporciones que disminuían los precios de los combustibles utilizados para la generación”, reza el escrito.
Por esta razón, la Red pide una evaluación previa del porcentaje de desplome del precio del bunker con base en los informes de las compañías petroleras, pues en esa misma cantidad debió aplicarse un descuento en las facturas, pero es una “situación que no fue atendida por el INE, pero que cuando priva la solicitud de Unión Fenosa de incrementar tarifas, actúa de manera solícita y con la prontitud de las presiones que le hacen los generadores, cuyos métodos son de sobra conocidos”, agregan.
De acuerdo con la ley
Para respaldar esta petición de baja de tarifas, la Red cita varios artículos de la Ley de la Industria Eléctrica y las Normativas de Tarifas y Operación de INE, donde se manda al ente regulador a evaluar cualquier ajuste del precio del servicio de energía eléctrica, en base a los movimientos que registre el precio internacional del crudo.
El organismo de los consumidores también aplica la misma medida que utiliza Fenosa para solicitar alzas, pues no detalla el porcentaje exacto que demanda y solamente solicita que se revise el precio del petróleo, y se verifique si bajó o subió en estas últimas diez semanas, y en esa misma proporción piden que esa situación se refleje en el monto de las facturas de los clientes.
No obstante, ellos están elaborando sus cálculos previos con base en el mismo procedimiento que aplica INE con Fenosa al momento de aprobar un alza, y aseguran que se trata de un bajón de tarifas de 23.36 por ciento, considerando todos los factores e indicadores en análisis.
Esto último lo refieren, pues el mismo titular del INE, David Castillo, ha señalado en varias ocasiones que, además del precio del crudo, para aprobar un alza de tarifas se debe considera la calidad en que se encuentra el servicio y el cumplimiento de compromisos de parte de la distribuidora.
“Pero ahora el servicio también está deteriorado en más del 20 por ciento, pues es la gente que no tiene luz durante los apagones, así es que, por donde le busquemos nos quedan debiendo”, refirió Salgado.
Por otro lado, Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red, ayer aprovechó para denunciar que se pretende aprovechar la coyuntura electoral del país y el fin de la gestión de este gobierno, para lanzar una “cortina de humo” sobre el emplazamiento que el INE y los consumidores le hicieron a Fenosa, una empresa a la que se pretende victimizar.