Nacional

Familia asesinada quería una vida mejor


FORT PIERCE
José Luis y Yessica Escobedo se mudaron al sur de la Florida para tener ‘’una vida mejor’’, dijo ayer un familiar suyo. Justo cuatro meses después, esas vidas terminaron en el Turnpike de la Florida en una escena de horror inimaginable.
La policía identificó ayer a la familia de cuatro que fue hallada muerta a tiros el viernes, en las carrileras en dirección sur del Turnpike, cerca de St. Lucie.
Los investigadores conocen los detalles. Lo que no saben --o no compartieron públicamente-- es por qué. No parecía haber un motivo claro anoche. Las víctimas fueron identificadas como José Luis Escobedo, Jr., quien hubiera cumplido ayer 29 años; su esposa, Yessica Guerrero Escobedo, de 25, y sus niños, Luis Damián Escobedo, de 3, y Luis Julián Escobedo, de 4. Recientemente se habían mudado de Texas al condado Palm Beach.
El cuerpo de la madre fue encontrado como escudando los cuerpos de sus hijos.
El jefe de policía del condado St. Lucie, Ken Mascara, indicó que se busca el vehículo de la familia, que se cree fue robado por el asaltante.
‘’Continuamos siguiendo pistas en esta investigación y estamos revisando evidencia tanto de la escena del crimen como del hogar de las víctimas’’, declaró Mascara.
Cerca de la casa, las noticias se propagaron y los vecinos expresaron asombro.
José Luis y Yessica Escobedo eran novios en la secundaria, dijo Mónica Moreno, tía de Yessica Escobedo.
‘’Se mudaron para tener… una vida mejor’’, declaró el padre de Yessica, Felipe Guerrero, desde Brownsville.