Nacional

Antecedentes delictivos de Nayor se remontan a Cuba

* Saca insiste en que el cubano libanés trató de matarlo * En Centroamérica sigue alborotado el mundillo político * Hermano del vice Casas donde andaba era en Colombia

El Nuevo Herald
Las actividades en Centroamérica de un presunto narcotraficante cubanoamericano, acusado de un fallido atentado contra el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, han desatado una tormenta de intrigas y confusión en altas esferas del poder de esta región.
En el más reciente capítulo, el primer vicepresidente de Costa Rica, Kevin Casas, admitió que conoció personalmente al supuesto narcotraficante que fue deportado a Estados Unidos. En El Salvador han surgido preguntas sobre la versión oficial del atentado contra el Presidente, y en Miami, el abogado del acusado dijo a El Nuevo Herald que su cliente está sorprendido con la acusación y con otros hechos relacionados con su deportación a EU.
“Mi cliente no tiene idea de lo que están hablando de él”, [en relación con el atentado], explicó el abogado de Miami Carlos Fleites.
El supuesto narcotraficante, Julio Nayor, se encuentra privado de libertad en el Centro de Detención Federal de Miami, informó Fleites. En Centroamérica ha sido identificado como George Nayor, pero la falta de una falange de su mano izquierda reseñada en los archivos del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos y las fotografías divulgadas, sugieren que se trata de la misma persona.
Fugitivo desde 1992
En circunstancias que todavía son confusas, según el abogado, Nayor fue deportado en septiembre de San Salvador a Estados Unidos. De acuerdo con los archivos judiciales federales, Nayor fue presentado el 13 de septiembre, bajo el nombre de Julio Nayor, ante el magistrado Liam O’Grady, de la corte de Distrito Este de Virginia, quien ordenó su traslado a Miami, donde afronta cargos por narcotráfico en un caso de 1991.
Fleites explicó que representa a Nayor en el caso de narcotráfico y que ignora si existe un proceso en Estados Unidos por los hechos que se han publicado en El Salvador relacionados con el atentado al presidente.
Nayor, según Fleites, es cubano y residente de Estados Unidos. Otros reportes indican que tiene ciudadanía estadounidense. El nombre de Nayor salió a relucir la semana pasada cuando el presidente Saca lo señalo, bajo el nombre de George, como el líder de un fallido plan para atentar contra su vida.
En declaraciones al Diario Hoy, de San Salvador, Saca dijo que el 13 de septiembre la Policía salvadoreña detuvo a Nayor y se ordenó su deportación a Honduras, ya que el detenido dijo llamarse Julio Mayorga Ramos y ser originario de ese país.
El cubano fue enviado a Tegucigalpa “vía Washington”, en donde la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) lo detuvo por sus antecedentes como traficante de drogas.
Julio Nayor fue acusado en el Distrito Sur de la Florida en una amplia operación de narcotráfico y lavado de dinero encabezada por el colombiano, ya fallecido, Julio Nasser. Nayor mantenía varios negocios en San Salvador, entre los cuales estaban un gimnasio, una clínica para adelgazar y un restaurante.
Vicepresidente mencionado
El escándalo trascendió las fronteras de El Salvador al conocerse en Costa Rica la identidad del acusado del supuesto atentado. Casas, Segundo Vicepresidente de Costa Rica, se presentó por su propia iniciativa en la sede del diario Al Día de San José para explicar que conocía personalmente a Nayor.
El Vicepresidente expresó su preocupación porque su hermano Ciro, un abogado de San José, quien también es amigo de Nayor, estaba desaparecido en Colombia desde hace nueve días.
Sin embargo, Ciro concedió al día siguiente al mismo diario una entrevista en la que desmintió que estuviera desaparecido, y dijo que conoció a Nayor a raíz de que el cubano se presentó para consultarle un trámite migratorio.
A la pregunta del diario sobre qué actividades estaba realizando en Colombia, respondió que asesoraba al sindicato de la Registraduría Nacional del Estado Civil.
De acuerdo con los registros del Servicio de Alguaciles, Julio Nayor, nacido el siete de marzo de 1948, fue declarado fugitivo luego de que se le concedió libertad bajo fianza ($250,000) en 1992 por los cargos de posesión con propósito de distribución de cocaína y lavado de dinero.
Nayor prestó servicio militar en Cuba y se presentaba en Miami como un joyero independiente. Fue arrestado en marzo de 1992 a su llegada a Estados Unidos de un viaje a Costa Rica.
El cubano usaba varias identificaciones falsas para salir y entrar a EU.
En octubre de 1998, las autoridades federales anunciaron la distribución, entre varias entidades antinarcóticos y la estación de Policía de Boca Ratón, Florida, de fondos obtenidos en una confiscación de $3.6 millones de una cuenta bancaria de Nayor en Suiza.
El abogado Fleites explicó que está a la espera de que la Fiscalía Federal entregue las pruebas que tiene en contra de su cliente para preparar su defensa.
La Policía de El Salvador señaló como padre de Nayor a George Nayor, originario de la provincia de Matanzas. En los anales de la historia de Cuba figura un Jorge Nayor, alias El Sirio, como uno de los miembros de la banda que realizó el famoso asalto al Banco Royal de Canadá en el Paseo del Prado entre Ánimas y Virtudes el 11 de agosto de 1948.
greyes@elnuevoherald.com