Nacional

Preocupa a CIDH ataque de Bolaños a periodista


La Relatoría Especial para Libertad de Expresión, una entidad creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) evidenció su preocupación por las acusaciones que hiciera el presidente Enrique Bolaños, en contra del periodista Oliver Bodán, en días recientes.
“La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión expresa preocupación por expresiones públicas atribuidas al Presidente de la República, según las cuales habría urgido públicamente al periódico El Nuevo Diario a despedir al periodista Oliver Bodán, quien había investigado presuntas irregularidades en la gestión del Ministerio de Transporte e Infraestructura”, reza parte del comunicado sobre un informe trimestral, emitido por esa entidad desde Washington, este pasado doce de octubre.
Bodán publicó en EL NUEVO DIARIO y en el semanario Confidencial una serie de reportajes investigativos en los que revelaba serias irregularidades cometidas por funcionarios del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), en la construcción y rehabilitación de tres carreteras en el país, en Chinandega, en Chontales y en Masaya-Granada.
Uno de los principales responsables de dichas irregularidades, era el entonces titular del Transporte, y actual Secretario Político de la Presidencia, Pedro Solórzano, revelan las investigaciones del periodista.
Sin embargo, en declaraciones a los medios a finales de septiembre pasado, el mandatario salió en defensa del ex ministro, y acusó al periodista de escribir “mentiras”, “medias verdades” y “tergiversaciones”.
Bolaños, partiendo de una llamada telefónica de Bodán al titular del MTI, dijo a una batería de periodistas que Bodán estaba acostumbrado a amenazar. “Yo se por qué, Pedro Solórzano sabe por qué, Ricardo Vega sabe por qué, ustedes ya se lo imaginan, no tengo que decir nada más”, declaró, con una insinuación de que Bodán había intentado chantajear.
En el comunicado, el Relator Especial para la Libertad de Expresión señala que “la libertad de expresión no sólo implica tener en la práctica la posibilidad de difundir información inconveniente o crítica al poder público, sino que incluye, además, el no tener que enfrentar posteriormente por ello consecuencias ilegítimas provenientes del Estado”.
Gonzalo Carrión: “Mensaje intimidatorio”
Gonzalo Carrión, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), dijo que los ataques del mandatario contra Oliver Bodán y END, envían un “mensaje intimidatorio” hacia los otros periodistas y la población. “No le luce a una persona que dice ser demócrata”, criticó.
“Crece intolerancia de gobiernos hacia sus críticos”
Según el comunicado de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, ésta observa “una creciente tendencia a la intolerancia hacia la crítica por parte de varios gobiernos de la región”.