Nacional

Usan en Panamá antídoto Antizol

* De las farmacias de canasta líbrenos Dios, porque el Minsa no las pudo erradicar

Melvin Martínez

Un toxicólogo del Ministerio de Salud (Minsa), el doctor Jesús Marín, se presentó a la emergencia médica de Panamá para explicar a sus colegas canaleros la aplicación y los efectos del Antizol, antídoto suministrado por la OPS que hace algunas semanas salvó la vida a decenas de leoneses intoxicados con metanol.
El doctor Marín manifestó que el antídoto se lo están aplicando a pacientes panameños que consumieron el famoso jarabe antitusivo para diabéticos, varios de los cuales murieron porque según descubrimientos de Panamá y la OPS, el tal jarabe fabricado por la Caja del Seguro Social contenía un elemento que se usa como refrigerante en los radiadores de automóviles.
Según Marín, el uso de Antizol se volvió recomendable en el mercado panameño porque la sintomatología de intoxicación es bastante similar a la del consumo de metanol en León.
Mientras tanto, aquí, los nicaragüenses no tienen ninguna garantía de que medicamentos adulterados, como los que causaron 21 muertes en Panamá, no se están comercializando en las llamadas “farmacias de canasta” del Mercado Oriental.
Desde mediados de 2003, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) se comprometieron a destruir este particular sistema de vender medicamentos, pero eso ha sido otra tarea sin cumplir de parte de la entidad estatal.
El viceministro de Salud, Israel Kontorovsky, indicó que las supervisiones sobre estas ventas de medicamentos se realizan periódicamente, pero no han podido terminar con ellas.