Nacional

Investigan situación de niñez en Acahualinca


Tania Sirias

Para conocer la situación real en que viven los niños del barrio Acahualinca, el Centro Nicaragüense de Promoción de la Juventud y la Infancia Dos Generaciones realizará un censo, con el cual se espera saber qué cantidad de ellos tiene acceso a la educación y cuántos realizan algún tipo de trabajo.
Durante el último censo de 2004 se visitaron mil 22 casas y se encontró la presencia de niños en 770 hogares. “En total fueron cinco mil niños censados y el 80% estaba en la escuela, dijo Néstor Medrano, del equipo coordinador de Dos Generaciones.
En edad escolar se encontraron mil 493 niños y adolescentes insertos en el sistema escolar, mientras 620 no estudiaban. Más de 500 niños trabajaban en la recolección y clasificación de materiales, en la limpieza de vidrios y plásticos, o como vendedores, de los cuales 208 son mujeres y 335 hombres. Más de 200 niños trabajaban en sus casas, 26 en la calle, 105 en La Chureca y otros que laboran en los mercados, cementerios o realizan otras actividades.
Censo será más amplio
Medrano comentó que este año el censo se amplió, ya que se incluye Acahualinca de arriba y el barrio “Rafael Ríos”.
“Queremos ver el impacto que han tenido todos los programas que apoyan este barrio, además saber cuál es el ingreso de niños en las escuelas y ver cómo está el nivel de deserción escolar, para así tomar medidas inmediatas”, dijo el funcionario de Dos Generaciones.
También se medirá la calidad de la enseñanza, ya que una de las preguntas será si el niño de primero a tercer grado sabe leer bien, para conocer la valoración que da la familia sobre la calidad de la educación. Medrano comentó que los niños que tienen mayores dificultades en acceder a la educación son los de los barrios costeros y los que viven en el sector de “La Chureca”.
“Sabemos que el índice de deserción en “La Chureca” es del 40%, y en el barrio Acahualinca es de un 20%”, indicó.
En este censo trabajarán 35 encuestadores y nueve supervisores, los cuales cubrirán siete kilómetros de territorio. Otra de las variables a investigar será el índice habitacional, con el fin de saber cuantas familias viven en una casa.
También se hará una campaña educativa para garantizar el ingreso de los niños al sistema educativo y compartir los resultados con los organismos que tienen incidencia en este barrio.