Nacional

Proponen Fondo Nacional de Vivienda

* Novedosa propuesta del economista Néstor Avendaño, encargada por la Red de Vivienda y el Centro Cooperativo Sueco * No se trata de endeudar más al país, sino de reorientar las prioridades del Presupuesto Nacional * También de canalizar fondos liberados por alivios de la deuda externa y otros caudales que ni siquiera entran al Presupuesto

Ernesto Aburto

Junto con un borrador de la Ley de Vivienda, los candidatos presidenciales también recibirán la propuesta de crear un Fondo Nacional para empezar a resolver a largo plazo el déficit habitacional de casi medio millón de casas y su galopante crecimiento con la formación anual de 30 mil nuevas familias.
Convocados por la federación de ONG que impulsan proyectos de vivienda social (Red de Vivienda), la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y EL NUEVO DIARIO, que actuará de moderador la mañana del miércoles 11 en el nuevo auditorio del IES-UNI, los candidatos presidenciales enriquecerán sus criterios con nuevos enfoques sobre este acuciante drama.
Al mismo tiempo, en un clima propositivo de altura y respeto, los aspirantes a la Presidencia de la República tendrán la oportunidad de exponer sus ideas alrededor del tema, y responder inquietudes de un selecto grupo de panelistas, siendo todos observados por un auditorio de estudiantes de ingeniería y arquitectura, académicos, cooperativistas de vivienda y autoridades nacionales y universitarias, entre otros.
La propuesta de Ley de Vivienda contiene abordamientos inéditos para atacar el problema habitacional, mientras que la propuesta del Fondo Nacional demostrará que internamente, Nicaragua tiene recursos para enfrentar la situación sin recurrir al endeudamiento nacional.

¿Qué prometió el Gobierno?
Para las metas de la Cumbre del Milenio, convocada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), Nicaragua se comprometió hace más de un lustro a reducir el número de tugurios mediante la construcción de 44 mil viviendas por año: 30 mil para que el déficit no siguiera creciendo, y 14 mil más para reducirlo a la mitad en el año 2020. ¿Será posible? Tal como estamos, no fue ni es posible. Que sea posible depende de nuestra buena voluntad como sociedad civil, como país, como fuerzas políticas y como gobierno, para organizarnos bajo esa meta, trabajar unidos, y reorientar la asignación del Presupuesto General de la República. Busquemos los recursos de nuestras propias fuerzas económicas, que los hay, a fin de que podamos resolver a muy largo plazo el déficit habitacional sin nuevos endeudamientos públicos.
Estamos obligados a proponer posibilidades, y ese es el camino que presentamos, anunció el prestigioso economista nicaragüense doctor Néstor Avendaño, al explicar la propuesta que diseñó para la Red de Vivienda por encargo del Centro Cooperativo Sueco.
¿Cómo crear un fondo de construcción de viviendas?
1.- La mitad de lo que dejamos de pagar a los ricos de afuera se la estamos pagando a los ricos de adentro. Renegociemos con éstos la deuda que es ilegal e injusta a un plazo muy largo con bajos intereses, de modo que del perdón de la deuda externa dentro de la iniciativa HIPC se pueda destinar un 10% para empezar a crear el Fondo Nacional de Vivienda. Si Nicaragua va a dejar de pagar 270 millones de dólares entre 2007 y 2024, este 10% sería un aporte de 27 millones de dólares.
2.- Este año Haití, Nicaragua, Honduras y Bolivia, como países pobres altamente endeudados (léase africanizados) se beneficiaron por analogía del perdón de la deuda que concedieron a los países africanos el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Africano de Desarrollo (BAD). Ese perdón por analogía o similitud de caracteres con países africanos, significa que este año el Banco Mundial le perdonó a Nicaragua 650 millones de dólares, y el FMI 202 millones. Se propone que apenas el 10% de este alivio se use para robustecer el Fondo Nacional de Vivienda.
3.- Hay que estar atentos si el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se comporta como el BAD ante las gestiones que hacen Nicaragua, Haití, Honduras y Bolivia, porque ese perdón significa para Nicaragua 1000 millones de dólares, y si se logra, se propone que un 10% sea asignado al Fondo Nacional de Vivienda.
4.- Dedicar también al Fondo el 10% de los 60 millones de dólares anuales que regala a Nicaragua el llamado Grupo de Apoyo Presupuestario (países ricos de Europa principalmente), lo que a la vuelta de cinco años serían 30 millones de dólares.
5.- Como solidaridad de los que tienen para con los que no tienen nada, se propone un aporte solidario de 25 centavos de dólar por la compra de cada bolsa de cemento. Esto sería una contribución, no un impuesto nuevo, pero con ese “chelín” por bolsa el Fondo de Vivienda se incrementaría en 86 millones para los próximos 17 años.
6.- Que el millón de dólares anuales que paga Cemex por arriendo de la Cementera Canal, según contrato archivado en la Cornap, pero que no aparece en el Presupuesto de la República, pase directamente al Fondo de Vivienda.
7.- Se propone también que Lotería Nacional aporte a este fondo la mitad del dinero que transfiere a otras instituciones, y la mitad del superávit o ganancias. Esto equivale a un millón 700 mil dólares por año.
Todo esto equivale a 473 millones de dólares para los próximos 17 años (2007-2024), de modo que dentro de este lapso de tiempo nicaragua ya habrá cumplido su parte de las metas del milenio en lo que se refiere a viviendas.

Entorno socioeconómico de la falta de viviendas
* Del 44 al 48% de hogares nicaragüenses viven hacinados, y la situación es peor en las áreas urbanas.
* El objetivo prioritario del gasto presupuestario es pagar deudas internas –-cuyo mayor monto es ilegal e inmoral-- y deudas externas que disminuyen por las condonaciones.
* Apenas el 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB) se dedica a viviendas: NADA.
* El Gobierno ejecuta mediante endeudamiento con el BID y a través del Invur “soluciones” de piso y techo, lo cual no es vivienda, y lo pregona sin rubor.
* De todos los ocupados en el sector formal y en el informal, el 68% no puede comprar todos los bienes de la canasta básica.
* Si el 50% de todos los ocupados no pueden comprar los alimentos de la canasta, ¿podrán comprar una vivienda?
* El 26% de todos los ocupados gana menos que el salario mínimo legal, y sólo el 19% cotiza al Seguro Social.
* Sólo el 4% de los ocupados pertenece a alguna forma organizativa (asociaciones, sindicatos, cooperativas, etc.), y sólo el 1.7% de ellos pertenece a algún sindicato.

¿Quiénes pueden comprar una casa?
* Sólo el 15% de todos los ocupados pueden ir a un banco a buscar dinero prestado para comprar una vivienda, y ese 15% tiene un ingreso promedio de 850 dólares mensuales.
* El 10% de los ocupados tiene un ingreso promedio mensual de 300 dólares y no pueden endeudarse para comprar una vivienda al crédito a precios de mercado. O sea, que necesitan subsidio estatal.
* De aquí se deduce que el 75% de los ocupados tienen un ingreso familiar promedio de 190 dólares por mes, y de ninguna manera pueden comprar una vivienda.

Déficit es de casi 500 mil viviendas
* Según la página 209 del Plan Nacional de Desarrollo, el déficit nacional es de 420 mil viviendas, mientras que cada año surgen 30 mil nuevas familias que necesitan una casa.
* El sector privado apenas tiene capacidad para construir como promedio anual 2000 nuevas viviendas, y la misma cantidad construyen las organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro para hogares de bajos ingresos.