Nacional

Seguimos anocheciendo y amaneciendo a “medio gas”


El país ayer amaneció a “medio gas”, más oscuro que de costumbre, pues los apagones cobijaron más de la mitad del territorio nacional debido a la “indisponibilidad” que reportaron dos plantas generadoras, lo que dejó sin servicio de energía eléctrica a más de 140 mil clientes de Unión Fenosa que residen en Managua, Chontales, Río San Juan, RAAS, Boaco, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Jinotega y Matagalpa.
A la una de la madrugada, los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) reportaron que el país necesitaba 17 megavatios hora de energía para cubrir toda la demanda, y por eso había apagones en diversas zonas, pero eso se agravó en ese mismo momento, cuando la unidad tres de la Planta Managua, que pertenece a la estatal Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa) dejó de funcionar.
Los circuitos enteros de tres municipios quedaron sin energía, pues esta emergencia aumentó el déficit hasta 38 megavatios, pero sólo era el comienzo de una gran oscurana, porque a las 8:06 de la mañana, se sumó la Generadora Eléctrica de Occidente S.A. (Geosa), que reportó apagada toda la Planta Nicaragua, ubicada en Puerto Sandino.
10 departamentos a oscuras
Esta última entrega al país 100 megavatios de energía, que a partir de ese momento se dejaron de recibir y los apagones se multiplicaron, afectando los circuitos de siete municipios enteros. Nicaragua se quedó sin 138 megavatios hora en total, y 10 de los 17 departamentos del país estaban en oscuranas.
Esa emergencia se mantuvo desde esa hora y ningún agente del sector eléctrico dio una explicación de lo que estaba ocurriendo. Los funcionarios del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) tampoco sabían la causa oficial de este problema y esperaban un informe de Gecsa y Geosa.
Los directivos de Fenosa también se declararon desinformados en una nota de prensa que emitieron desde muy temprano. “Las distribuidoras Disnorte y Dissur repentinamente dejaron de recibir una cantidad considerable de energía, provocando la caída del servicio de energía eléctrica”, reza el escrito.
Agregan que el CNDC les informó que se debía a la salida repentina de ambas plantas pero no detallaron las causas del problema. “El mismo Centro Nacional de Despacho de Carga ha indicado que la Planta Nicaragua, de Geosa, podría integrarse al sistema eléctrico nacional antes del mediodía, sin embargo, esto no será posible en el caso de la Planta Managua, que necesita más tiempo para su reparación”, refieren en la nota.
La empresa aclara que “no tienen ningún tipo de responsabilidad” en esta emergencia, y al mediodía, emitieron otra nota donde declaran que la Planta Nicaragua se reintegró al Sistema de Interconectado Nacional (SIN) y ya estaba aportando los 100 megavatios de energía.
También anunciaron que, para disminuir el impacto de los apagones, la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) y el CNDC, “han logrado la importación de 30 megavatios de energía procedentes de Guatemala, y 5 megavatios procedentes de Costa Rica”.
Estas compras de electricidad se realizaron para cubrir la demanda en horas tempranas, cuando también se encendió la unidad dos de la Planta Las Brisas, de Gecsa, y aportó los 35 megavatios más caros que se reportan en toda Centroamérica.
Más apagones
Según funcionarios de INE, todos estos esfuerzos por menguar el impacto de los apagones quedaron reducidos a las ocho de la noche, cuando no se estaba comprando ni generando más energía en nuestro país, y el déficit se ubicó entre 81 y 87 megavatios en total.
Eso fue confirmado por los técnicos del Despacho de Carga, quienes dijeron que este fin de semana será casi imposible reducir los apagones, pero “es posible que la Planta Managua reestablezca sus operaciones entre el día lunes y martes de la próxima semana, una vez que haya sido superada la falla técnica que le afectó esta mañana”.
Esto último también lo confirma Fenosa en una nota emitida ayer por la tarde, pero ni ellos, ni Geosa, Gecsa u otro agente del sector eléctrico, ha querido explicar a qué se debió la salida de las dos unidades que tiene la Planta Nicaragua, lo que técnicamente no tiene explicación alguna.