Nacional

Antonio Saca “se saca” un raro atentado

* Vocero del Ejército de Nicaragua reafirma que misiles están bajo estricto control y que jamás han sabido del individuo deportado de El Salvador

El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Así reveló el presidente Antonio Saca a El Diario de Hoy el desmantelamiento de un plan para atentar contra su vida, preparado presuntamente por el cubano George Nayor o Nayes, tercero en jerarquía del Cártel de Medellín, y quien fue capturado y deportado el 13 de septiembre pasado, como informó este periódico en su edición de ayer.
Como había ingresado a El Salvador procedente de Honduras y decía que era originario de ese país, con el nombre de Julio Mayorga Ramos, la Policía lo envió en un vuelo hacia Tegucigalpa, pero vía Washington, donde fue capturado mediante una orden de arresto que pesaba en su contra desde hace 12 años.
La razón del intento de magnicidio, mediante la compra de misiles SAM-7 en Nicaragua para derribar su aeronave, podría ser, para Saca, el que durante su administración se han puesto tras las rejas a importantes jefes del narcotráfico.
“Con un SAM-7 se puede provocar un acto de terrorismo, incluso matar a un presidente, lo cual es la primera información que tenemos”, advirtió. “Querían asesinarme”, dijo.
Según la Policía Nacional Civil de El Salvador, Nayes estuvo viajando a Nicaragua y negociando la obtención de los proyectiles, lo cual dio la alerta a las autoridades, además de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) confirmó que era buscado por introducir droga a Estados Unidos.
“La investigación es delicada y está generando datos importantes... Siempre me encomiendo a Dios, y Él es el que me protege, además que la seguridad del Presidente y de mi familia ha sido redoblada por razones obvias”, confesó el mandatario.
Saca confirmó que un lanzacohetes fue encontrado listo para disparar en el redondel vecino a la Escuela Militar, en Ciudad Merliot, donde él aterriza en su helicóptero. No especificó la fecha.
“Lo que nosotros queremos es que las autoridades investiguen a fondo sobre el tema y que la población vaya conociendo la gravedad de esto. Cuando hay una combinación de narcotráfico y terrorismo, los países como el nuestro debemos contribuir a la investigación internacional”, enfatizó.
“No tengo duda de que el narcotráfico y el terrorismo internacional, que manejan cantidades considerables de dinero, tengan interés en desestabilizar... No me extrañaría que estos grupos hubieran querido matrimoniarse con las pandillas para desestabilizar al país”, afirmó.
Saca no descartó que el extranjero, de ascendencia libanesa, pudiera tener nexos con grupos radicales de izquierda, pero prefirió esperar el resultado de las investigaciones.
Ejército sin información
El coronel Adolfo Zepeda, vocero del Ejército de Nicaragua, reiteró que los cohetes Sam-7 que tiene en su poder el Ejército, se encuentran bajo estrictas medidas de seguridad, y que hasta ahora no se tiene reportada ninguna violación a las medidas de seguridad de la custodia.
Zepeda dijo lo anterior tras una consulta de EL NUEVO DIARIO sobre la información publicada en medios salvadoreños de la supuesta compra de cohetes Sam-7 para atentar contra la vida del presidente Antonio Saca.
“Los cohetes están bajo completa vigilancia del Ejército de Nicaragua y de estrictas medidas de seguridad”, afirmó Zepeda, quien aseguró que no tienen información alguna sobre la presencia de extranjeros interesados en comprar ese tipo de armas.
“La inteligencia del Ejército no tiene información sobre éste señor, refiriéndose a George Nayes, cubano de origen libanés, quien según la información periodística, Neyes ofrecía hasta 9,000 dólares por cada uno de los cohetes SAM-7.
“Por los cohetes que tiene el Ejército, nosotros respondemos por su custodia”, aseguró el vocero militar, quien recordó que uno de los cohetes que ocupó la Policía durante un operativo realizado en un taller mecánico ubicado cerca de la sede central de la Policía Nacional, “no eran parte de los inventarios que tiene el Ejército de Nicaragua”.
“Desconocemos la información que se publicó en El Salvador, si ellos quieren colaboración, la pueden solicitar por los canales correspondientes”, dijo el coronel Adolfo Zepeda, vocero del Ejército de Nicaragua.