Nacional

Sigue decomiso de guarón sospechoso


Masaya
En correspondencia al Plan de Alerta Sanitaria decretada el jueves por el Ministerio de Salud y la Policía en el departamento de Masaya, fueron decomisadas en Nandasmo durante las últimas 24 horas, 142 botellas de ron sellado de diferentes marcas, porque no tienen registro sanitario y fueron distribuidas por la misma persona que llevó el barril de metanol.
La labor de las autoridades de Salud y la Policía ha sido incansable desde que las pruebas realizadas por el Minsa a los 225 litros de “guarón”, resultaron positivo con metanol.
Según la capitana Xiomara Urbina, jefa de la delegación policial en Nandasmo, la población de ese municipio se salvó de morir intoxicada con metanol porque ella le había suspendido el permiso de venta de licor al señor José Dámaso Pilarte Fuentes, mejor conocido como “Mundial”, por haber desacatado el permiso que le había otorgado de vender licor hasta las diez de la noche.
“Por esa causa es que no abrió el barril de guarón con metanol que le había dejado su proveedor Harold Dávila”, dijo la capitana Urbina.
Dávila es investigado por la Policía ante la posibilidad de que tenga conexión con la red que se dedicó a vender guarón con metanol en los departamentos de Occidente.
A pesar de su avanzada edad y del susto que le ocasionó el hallazgo de metanol en vez de “guarón”, “Mundial” no aprende la lección, y nuevamente fue sorprendido por la Policía de Nandasmo expendiendo licor a granel, y aunque el anciano demostró que el mismo procedía de envases de licor sellados y autorizados, para el Minsa la manipulación del producto pone en riesgo la salud de los bebedores consuetudinarios de este municipio.
La Policía llegó hasta la cantina de “Mundial” y se llevó todas las botellas de ron que tenía en existencia. El afectado explicó que sus clientes no tienen la capacidad de adquirir la botella sellada, por lo que él les hace el favor de abrirla para venderla “menudeada”.
Todo el licor decomisado fue trasladado por la licenciada Daysi Madrigal, delegada de Intur, y la responsable de Vigilancia Epidemiológica, Dra. Maritza Ruiz, a las bodegas del Silais-Masaya, de donde enviarán las muestras respectivas a los laboratorios centrales del Minsa.
Para hoy los esfuerzos de las instituciones involucradas en el Plan de Alerta Sanitaria se duplicarán, dado que los masayas se desbocan masivamente a la procesión de la “octava” del patrono San Jerónimo, y el licor, como es costumbre, correrá como río durante el recorrido que hace la imagen por todas las calles y barrios de la ciudad. La actividad religiosa dura más de 24 horas.