Nacional

Misteriosa enfermedad ya mata a 17

* No es contagiosa, y las víctimas más vulnerables son los mayores de 60 años * Buscan causa en medicamentos aplicados, pero no han encontrado ninguna, ni tampoco el origen, y siguen las muertes

PANAMÁ/RESUMEN DE CABLES

Diecisiete personas habían muerto hasta ayer jueves por el extraño síndrome "agudo agresivo" registrado en Panamá, cuyos síntomas son fiebres, náuseas, dolores de cabeza, crisis renal, problemas neurológicos y necrosis tubolar, informó el ministro de Salud, Camilo Alleyne.
Alleyne reveló que los enfermos que han contraído esta misteriosa enfermedad por causas desconocidas son en su mayoría hombres mayores de sesenta años con antecedentes renales o diabéticos.
Los estudios realizados hasta ahora con muestras de los fallecidos descartan la presencia de las bacterias E. Coli, Campilobacter o los virus del dengue, Influenza A, Influenza B, virus del Nilo, equina y enterovirus, así como la prueba de arsénico, según Alleyne.
Tres de los afectados están siendo atendidos de forma ambulatoria, cuatro hospitalizados están estables, otros tres se encuentran en cuidados intensivos y otros 17 han muerto.
Aunque no existe contagio familiar, ni entre el personal médico en los cuartos de urgencia de los hospitales públicos de la capital, los pacientes y personal médico fueron dotados de mascarillas y guantes.
Alleyne informó que un equipo de nefrólogos, neurólogos, infectólogos, intensivistas e internistas crearon un comité de crisis para identificar la causa del mortal síndrome.
Se concentra en medicamentos búsqueda de causa
En tanto, las autoridades de Salud panameñas analizan de manera minuciosa los medicamentos que tomaban los 17 pacientes fallecidos por un extraño síndrome, cuyo posible origen es investigado por un equipo de expertos de Panamá y del exterior.
El director general de Salud de Panamá, Cirilo Lawson, dijo a "RPC" radio que se está realizando "un análisis prolijo de la información detectada para hacer las comparaciones necesarias y suficientes, y poder determinar una causa común" de la enfermedad.
Lawson indicó que "se escudriñan todos los medicamentos que tomaban los pacientes (que están siendo tratados) y los fallecidos", y que el miércoles se visitaron sus residencias con ese propósito.
"Todas las medicinas que toman estos pacientes, además de cualquier indicio que nosotros tengamos que puede estar ocasionando el hallazgo clínico (del síndrome) que se presenta y está afectando la salud pública, lo estamos investigando", apuntó.
Añadió que, de momento, "no hay ningún indicio de que se trate de una enfermedad infectocontagiosa", pero enseguida aclaró que "las enfermedades evolucionan".
"Por eso estamos haciendo una investigación muy prolija con respecto a los medicamentos", para decidir su posible suspensión, expresó.
"Es una decisión que tenemos que tomar basados en evidencia y con sustento científico", subrayó el director general de Salud.
Lawson reiteró que parece que no se trata de un mal infectocontagioso, "así que estamos buscando por la vía toxicológica, sin descartar que pueda ser una enfermedad infecciosa que no ha sido identificada aún".
Por su parte, el director de la CSS, René Luciani, sostuvo que los fármacos prescritos a los pacientes "han recibido el registro sanitario correspondiente" porque cumplían "con altos estándares".
Pero aseguró que "absolutamente todos los medicamentos (...) están siendo objetivo de investigación, de verificación".
Hasta OPS investiga
Luciani confirmó que un grupo de expertos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos llegó anoche a Panamá para sumarse al equipo multidisciplinario que investiga las causas del síndrome.
Especialistas panameños y de la Organización Panamericana de Salud (OPS) investigan desde hace varios días este mal que ha afectado principalmente a pacientes con insuficiencia renal, hipertensión y diabetes.