Nacional

Drogas, armas, lavado y reclutaba para Irak

* De origen cubano-libanés, se manejaba como un “ambidiestro” en sectores políticos centroamericanos * Negocios en Honduras, restos de cartel de Medellín y hasta dicen que buscaba comprar Sam-07 en Managua * Quedó preso en Miami, donde estaba fichado por la DEA con un largo prontuario

El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

En círculos de derecha se ufanaba de ser un veterano de Vietnam que combatió contra los comunistas; en los de izquierda, un ex-combatiente de la guerra de Angola que luchó contra los colonialistas.
Lo cierto es que la Policía lo deportó hace tres semanas a Honduras vía Washington, donde fue detenido por estar entre los más buscados por la Agencia Contra las Drogas (DEA) por haber formado parte, hace varios años, del cártel de Medellín, como lugarteniente de Pablo Escobar Gaviria, afirmó la corporación.
Se trata de George Nayes, un cubano de origen libanés que se hacía pasar como hondureño y que, además, pretendía comprar en Nicaragua dos misiles del tipo Sam-7 supuestamente para venderlos a grupos radicales de izquierda en el país, informó el director de la Fuerza Pública, Rodrigo Ávila.
Según la fuente, los proyectiles serían utilizados para atentar contra un alto funcionario del Gobierno.
De acuerdo con los investigadores, el cubano entró a El Salvador, hace un par de años, haciéndose pasar como el hondureño Jorge Julio Mayorga Ramos y aplicó a la residencia salvadoreña. Durante los últimos meses estuvo como ilegal, ya que no acudió a renovar su residencia.
Entre su círculo de amistades se jactaba diciendo que era miembro de la CIA (Central de Inteligencia de Estados Unidos) y expresaba que era un anticastrista.
No obstante frecuentaba los mismos bares a los que acuden miembros de la línea radical de la izquierda salvadoreña, diciendo que había combatido en Angola con el Ejército cubano y que tenía el grado de capitán de la armada rusa.
De hecho, asistió a las honras fúnebres de Schafik Handal, dirigente del FMLN, en enero, y se reunió con representantes de partidos comunistas que llegaron al país para esa fecha, según las investigaciones.
Hacia Irak
La Policía inició la investigación tras conocerse que Nayes, representante de la empresa Triple Canopy que ofrecía trabajos en Irak, reclutaba ex paramilitares, policías, enfermeras y médicos. A la vez era propietario de una discoteca en Honduras y compró la franquicia de un restaurante especializado en mariscos en El Salvador y administraba otro de comida cubana.
Las autoridades dijeron que detectaron que alguien estaba tramando un atentado contra un alto funcionario salvadoreño y empezaron a investigar a un sujeto que tiene varias entradas a Managua, Nicaragua, y La Habana, Cuba, y que posee vínculos con grupos radicales y visitaba a George Nayes.
Fue precisamente en Managua donde averiguaron que Nayes se movía entre grupos que venden armas y ofreció comprar dos misiles Sam-7 en buen estado. Según la fuente, Nayes pagaba $9,000 al mejor postor cuando el precio original por este tipo de armas es de aproximadamente $30,000 por unidad.
Al consultar con autoridades estadounidenses si Nayes pertenecía a la CIA, aclararon que no, y al analizar la información del sujeto y sus huellas digitales se determinó que figuraba en la lista de los más buscados por estar vinculado con carteles de droga internacionales.
Nayes era considerado lugarteniente de Pablo Escobar Gaviria, y se decía que estaba encargado de colocar clandestinamente barcos repletos con droga en puertos de Colombia y Panamá para despacharlos hacia ciudades estadounidenses.
Una de las señas por las que fue identificado por las autoridades como parte de esos carteles de droga es que tiene cortado el índice izquierdo, probablemente por un ajuste de cuentas, dijo la PNC.
Este cubano mantenía la orden de arresto activada de la Aduana de Miami de Estados Unidos.
Fue capo de Pablo Escobar
Fuentes estadounidenses informaron que residió por un tiempo en Miami, donde creó un centro de operaciones de narcoactividad.
Desde allí hizo arreglos para que llegaran barcos cargados con droga. Cuando la DEA lo detectó con uno de los embarques, se frustró la entrega, pero Nayes logró escapar hacia Suiza.
Más tarde y tras la muerte de Escobar, afirma la fuente, el cubano se instaló por algunos meses en Panamá, donde realizó algunos negocios de lavado de dinero. De allí pasó a Costa Rica y se relacionó con familiares de funcionarios del Gobierno, dijeron los investigadores.
Autoridades estadounidenses indagan a un pariente del funcionario, cuyo nombre reservaron, que supuestamente administra una cuenta por 15 millones de dólares a nombre de Nayes.
En Honduras abrió una discoteca y tiene una cuenta con $300 mil a su nombre. La policía supone que utiliza los negocios para blanquear dinero proveniente del narcotráfico.
Consultado al respecto, Ávila indicó que al solicitar la información a Estados Unidos constataron que Nayes era uno de los más buscados, por lo que procedieron a arrestarlo en uno de los restaurantes que administraba y donde residía.